Este contenido es exclusivo para suscriptores

Todo el contenido de EL CORREO desde 4.95€ al mes. Disfruta sin límites

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos

Cazadores en el punto de mira

Los cazadores se sienten cada vez más solos en la defensa de su ancestral afición./R. C.
Los cazadores se sienten cada vez más solos en la defensa de su ancestral afición. / R. C.

Los cazadores reclaman«compromisos por escrito y en campaña». En juego, un millón de votos. Los animalistas acusan a los partidos de «hipócritas»

ANTONIO CORBILLÓN

Miguel Delibes, cazador y ecologista a partes iguales, dejó escrito en el prólogo de 'El libro de la caza menor' que este era «un placer de ida y vuelta». Que su practicante «se satura de oxígeno y libertad, se enfrenta con lo imprevisto, experimenta la ilusión de crear su propia suerte». Pero a la vez «se carga de razones para abandonar su experiencia de primitivismo y regresar a su sede urbana, a su domesticidad confortable». La caza como arma política también es un argumento de ida y vuelta. Incluso recurrente. «Parece que los doce escaños de Vox en Andalucía son todos de cazadores. Otro disparate más», reflexiona el presidente de la Federación Española de Caza, Ángel López Maraver.