'EL CORREO' ere euskararen bidetik

«En la carrera llegué a encerrarme para reclamar una asignatura en euskera»

Nekane Balluerka, en el Bizkaia Aretoa de Bilbao./JORDI ALEMANY
Nekane Balluerka, en el Bizkaia Aretoa de Bilbao. / JORDI ALEMANY

La ordiziatarra es una militante de la lengua vasca, condición que heredó de su familia y que no ha dudado en trasladar a los campus universitarios

Anje Ribera
ANJE RIBERA

Dicen quienes la vieron jugar que Nekane Balluerka como futbolista era luchadora, contundente. Sin duda una característica que ha acompañado su vida y que plasmó también cuando practicó kenpo, arte marcial del que es cinturón negro. La ordiziatarra ha encaminado esa combatividad hacia la defensa del euskera y la psicología, dos de sus pasiones. Nada parece capaz de derretirla. O quizá sí. Tres canciones: 'Aitormena', de Hertzainak; 'Lau teilatu', de Itoiz; y 'Xalbadoren heriotza', de Xabier Lete.

- Su euskera es innato.

- Lo he tenido en casa desde el nacimiento. Lo he hablado sobre todo con mi ama. Con mi aita también, pero tenía más dificultades. Entre los hermanos, sin duda.

- Sin embargo, por imposición legal fue bautizada como María Dolores y no Miren Nekane.

- Cambié los papeles tan pronto como pude.

- ¿Se lo debía a su abuelo?

- Estuvo encarcelado durante la Guerra Civil por defender nuestra lengua.

- Es usted cosecha de la histórica ikastola Jakintza de su pueblo, Ordizia.

- En mi casa siempre se hizo una apuesta por la educación en euskera. Mis hermanos fueron a la ikastola cuando todavía no estaba legalizada y no se sabía si aquellos estudios iban a ser convalidados. Cuando llegué yo el tema estaba ya más encauzado.

- Tengo entendido que por aquella época era atleta y futbolista.

- La mayoría de los años los jugué en el Liceo Alkartasuna de Beasain, mientras estudiaba el Bachillerato. Luego un año en el Añorga y otro en la selección de Gipuzkoa. Cuando empecé en la universidad lo dejé porque también practicaba kenpo. No me daba tiempo a todo y aposté por los estudios. Incluso dejé de ir a una final en Barcelona para sacar buena nota en la selectividad.

Profila

Langilea.
Ordiziako irakasle, ikertzaile eta psikologoak Gipuzkoako futbol selekzioan jokatu zuen nerabezaroan, eta bere ezagunek oso atleta trebea zela nabarmentzen dute. 1990etik aurrera Euskal Herriko Unibertsitateko Psikologiako irakaslea da, eta iazko urtarriletik EHUko errektorea ere bada. 1966an jaioa, 42 ikerketa proiektutan parte hartu du, eta ikertzaile nagusi izan da horietako bederatzitan. Gainera, ehun bat artikulu zientifiko, 26 liburu eta 9 liburu kapituluren egilekidea da.

- Pronto trasladó su carácter competitivo a la universidad.

- En la facultad de Psicología, en las asignaturas obligatorias había un porcentaje en euskera, pero es verdad que tuvimos que luchar para que se euskaldunizaran más materias. Recuerdo que me llegué a encerrar para que la asignatura de Psicometría se impartiese en euskera. Perdimos varias semanas de clase en esa batalla.

Disputa académica

- ¿Veo que no todo fue un camino de rosas?

- También tuve una anécdota muy desagradable durante un congreso sobre mi ámbito de enseñanza. Me dedico mucho a elaboración de test para medir distintas variables psicológicas y también a hacer adaptaciones interculturales. A un congreso en Oviedo llevé una metodología para la adaptación de test del castellano al euskera y recuerdo que un profesor de la universidad local levantó la mano y dijo que para qué necesitábamos test en euskera si todo el mundo es bilingüe. Tuve un rifirrafe académico importante y me quejé al comité científico del congreso y taché de xenófobo a la persona que intervino de esa manera.

- Entró en la universidad y ya no ha salido. Primero profesora y ahora también rectora, un cargo desde donde puede dar el empujón definitivo a la normalización del euskera en las aulas.

- Puedes cursar en euskera un 94,6% de las asignaturas obligatorias y como un 87% de las optativas. Donde hay más problemas es en el ámbito de la Medicina, sobre todo en el segundo ciclo, en los hospitales, porque tenemos médicos vinculados especialistas que no son bilingües. Todavía existe una parte importante sin euskaldunizar. Pero nuestra política es que cuando se jubila un médico hay que sacar una plaza bilingüe. Aunque desde luego lo que no hacemos es renunciar a los profesionales excelentes por el hecho de que no sean bilingües.

- La universidad debe ser el templo de la cultura, pero ¿ha consumido también la más popular?

- Mucha música vasca. Hertzainak me encantaba. 'Aitormena' era mi canción favorita. Luego Itoiz, con 'Lau teilatu' y 'Hegal egiten', 'Xalbadoren heriotzean' de Xabier Lete, Mikel Laboa...

- ¿Lectora en euskera?

- También. Bernardo Atxaga, por ejemplo. De joven leí el poemario de 'Etiopía'. Recuerdo que también 'Behi euskaldun baten memoriak', que me pareció una novela muy divertida, y luego ya más adelante 'Obabakoak'. Me gusta Iban Zaldua, Karmele Jaio o Ramón Saizarbitoria. ¿Quién no ha leído su 'Ehun metro'?

- Una vida unida al euskera.

- No veo nada que me pueda apartar del euskera. Las lenguas nos enriquecen y cuantas más hablemos muchísimo mejor. Más enriquecedora será la comunicación que tengamos con distintas comunidades de hablantes y con distintas culturas. Lo intercultural siempre es enriquecedor.