El bulo de Vox de la agresión feminista a tres chicas en Mallorca

La formación de Santiago Abascal «lamentó» la falsa información y la atribuyó a «la mala fe de una vecina

EL CORREO

Vox Baleares admitió este sábado que su denuncia de la agresión por parte de feministas a tres chicas en Son Servera por negarse a ponerse un lazo del 8-M es un «bulo». «Lamentó» la falsa información y la atribuyó a «la mala fe de una vecina» de esa localidad mallorquina. Según explicó la formación en un comunicado –y después de que varios medios publicaran que no existía denuncia real en ninguna oficina de los cuerpos de seguridad del Estado–, fue la madre de una de las niñas la que comunicó a Vox el ataque a su hija y a dos amigas. Responsables del partido en Mallorca trataron de ponerse en contacto con la mujer y, al no tener respuesta ni poder confirmar la denuncia, comunicaron que entendían «que todo ha sido una mentira urdida con la intención de obtener un afán de protagonismo menoscabando la credibilidad» del partido.