Asturias pierde la exclusividad de la botella sidra