El 73,4% de los aspirantes a la OPE de Osakidetza del fin de semana aprueba los exámenes

Opositores realizan la prueba convocada este sábado./Manu Cecilio
Opositores realizan la prueba convocada este sábado. / Manu Cecilio

Un total de 57.486 personas han pasado por el Bilbao Exhibition Center (BEC) de Barakaldo para optar a una de las 2.024 plazas convocadas en las ocho categorías que se examinaban

AGENCIAS

El 73,4% de los aspirantes que este pasado fin de semana se han presentado a alguna de las pruebas convocadas dentro de la Oferta Pública de Empleo de Osakidetza ha superado el examen, según los datos ofrecidos por el servicio vasco de Salud.

Entre las cinco de la tarde del viernes y las cinco de la tarde del domingo, un total de 57.486 personas han pasado por el Bilbao Exhibition Center (BEC) de Barakaldo para optar a una de las 2.024 plazas convocadas en las ocho categorías que se examinaban este fin de semana, el 60% del total de la OPE 2016-2017.

Un total de 42.192 personas han aprobado estas pruebas, entre las que se encontraban algunas de las de mayor demanda de la OPE, como las de celador (17.194 admitidos), enfermería (13.694 admitidos), auxiliar de enfermería (13.262 admitidos), auxiliar administrativo (12.429 admitidos) u operario de servicios (7.996 admitidos). Además, este fin de semana también se han celebrado los exámenes de fisioterapeuta (1.866 admitidos), administrativo (4.686 admitidos), y técnico especialista de laboratorio (2.170 admitidos).

De este modo, casi el 80% de las personas que se presenta a esta OPE del servicio vasco de Salud ha realizado las pruebas a lo largo de este viernes, sábado y domingo. En total, se han inscrito 96.235 personas para poder optar a las 3.335 plazas de la que es «una de las convocatorias más masivas en la historia de Osakidetza», han señalado sus responsables.

Calendario de exámenes

El calendario previsto de exámenes continúa, según han asegurado, «sin alteraciones». El próximo fin de semana las pruebas volverán al Aulario de las Nieves, en Vitoria. El sábado se realizarán las pruebas de los aspirantes a informático superior, ingeniero superior, técnico superior jurídico, técnico superior de normalización de euskera, técnico superior económico, técnico superior de prevención, seguridad e higiene, y técnico superior de organización.

El domingo están convocadas las pruebas de técnico superior en administración y gestión, titulado superior bibliotecario, trabajador social e ingeniero técnico. El Departamento de Salud del Gobierno vasco ha destacado que la OPE, que cuenta con el respaldo de los sindicatos SATSE, SME y UGT, es «una apuesta clara por garantizar un empleo de calidad», de modo que «pretende dar estabilidad al 95% de la plantilla de Osakidetza».

La gran mayoría de las personas inscritas en la OPE, tres de cada cuatro, son mujeres. Del conjunto de aspirantes, aproximadamente el 19% son de fuera de Euskadi, un total de 18.116 personas. Por territorios, se han registrado 17.078 solicitudes en Álava, 17.567 en Gipuzkoa y 43.474 en Bizkaia.

Denuncia ante la Fiscalía

Por otro lado, los sindicatos LAB y ESK han presentado una denuncia ante la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco para que investigue las presuntas irregularidades en 12 categorías de especialidades médicas pertenecientes al proceso de OPE de Osakidetza. Asimismo, han realizado un llamamiento a todas aquellas personas que dispongan de «información o pruebas sobre estas irregularidades a que den el paso y lo denuncien».

En declaraciones a los medios, representantes de ambas centrales han mostrado su deseo de que el Ministerio Público «lleve la investigación hasta el final, se depuren responsabilidades y se ponga en marcha una nuevo modelo de OPE con protocolos que impidan que esto vuelva a ocurrir, acabando con el sistema clientelar asentado en las especialidades médicas».

Según han destacado, han trasladado a la Fiscalía todas las «informaciones e indicios» de que disponen, con el objetivo de que se lleve a cabo una investigación «lo más profunda posible ante lo que consideramos una situación muy grave». «No estamos hablando de palmaditas en la espalda entre colegas de hospital, estamos hablando de cosas muy serias, delitos bien tipificados que tienen sus culpables. Ahora le toca a los tribunales hacer su trabajo», han añadido.

 

Fotos

Vídeos