400.000 hipertensos buscan otro tratamiento tras la retirada del valsartán

400.000 hipertensos buscan otro tratamiento tras la retirada del valsartán

«Ningún paciente debe dejar de tomar su medicación», advierten los farmacéuticos

Julio Arrieta
JULIO ARRIETA

La retirada de los medicamentos que tienen como principio activo valsartán generó ayer un notable revuelo en consultas médicas y farmacias de todo el país, que atendieron las dudas e inquietudes de pacientes que sufren de hipertensión arterial, más de 400.000 diagnosticados en España, inquietos por la medida preventiva tomada por las autoridades sanitarias. La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios había adoptado esta decisión tras la alerta a nivel europeo y mundial dada tras la detección de posibles impurezas carcinogénica en el agente fabricado por la firma china Zhejing Huahai Pharmaceutical.

El principio activo está presente en 119 productos que fueron retirados «con normalidad» ayer de las estanterías de las 22.046 farmacias que hay en toda España, según informó el Consejo General de Farmacéuticos. La entidad quiso tranquilizar a la ciudadanía y aclaró que en el mercado «existen otras presentaciones de valsartán que no están afectadas y pueden ser prescritas y dispensadas en las farmacias» a quien las necesite. El mismo organismo también advirtió que «ningún paciente debe dejar de tomar su medicación» y recomendó no interrumpir el tratamiento a quienes tengan alguno de los productos afectados: «Deben acudir al centro de salud para que les sustituyan su medicamento por otro» sin el elemento supuestamente nocivo. En todo caso, «pueden consultar a los más de 50.000 farmacéuticos que trabajan en las farmacias españolas si tienen alguna duda».

Los medicamentos para la hipertensión retirados fueron fabricados por las farmacéuticas Kern Pharma, Alter, Cinfa, Normon, Pensa Pharma, Sandoz, Almus, Aurovitas Spain, Combix, Ranbaxy, Stada, Qualigen, Ratiopharm, Tarbis, Tecnimede España, Tedec-Meiji Farma. La impureza carcinógena detectada por las autoridades sanitarias es la n-nitrosodimetilamina. Es un compuesto que curiosamente fue utilizado en su día como combustible para cohetes y que hoy se produce en pequeñas cantidades para la investigación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos