Más de 4.000 ertzainas, la mitad de la Policía vasca, estarán operativos para la cumbre del G-7 en Biarritz

Más de 4.000 ertzainas, la mitad de la Policía vasca, estarán operativos para la cumbre del G-7 en Biarritz

La consejera de Seguridad afirma que hay dos probables repercusiones que afectarán a Euskadi, el tráfico y la «contracumbre» alternativa, parte de la cual tendrá su base en Irún

E. C.

Más de cuatro mil ertzainas estarán operativos para la cumbre del G-7 en Biarritz, que tendrá lugar del 24 al 26 de agosto, según ha anunciado la consejera de Seguridad del Gobierno Vasco, Estefanía Beltrán de Heredia.

Esta cifra supone la mitad de la plantilla de la Policía vasca. Trabajarán agentes de todas las unidades de la Ertzaintza, ante una cita que se celebrará muy cerca de la frontera y que «lógicamente va a tener un impacto en Euskadi», ha comentado la consejera en declaraciones a la SER.

Hay dos probables repercusiones: la primera, en el tráfico, ya que la cumbre, como ha recordado la consejera, «se produce en unas fechas donde se da la mayor afluencia de vehículos que retornan de vacaciones, y si se cierran las fronteras, la afección va a ser mayor». A los automovilistas que vuelven se les informó en la «operación salida» de estas afecciones, con noventa mil folletos, y se comunicaron las restricciones a los transportistas.

La otra repercusión puede venir de la «contracumbre» alternativa, parte de la cual tendrá su base en Irún. «Puede ocurrir que haya incidentes en Francia y nos puedan repercutir», ha admitido la consejera.