Las víctimas del cuartel de Zaragoza piden por carta que Francia deje en prisión a 'Ternera'

Imagen de 'Josu Ternera' el día de su detención en Francia. /E. C.
Imagen de 'Josu Ternera' el día de su detención en Francia. / E. C.

«No buscamos venganza, solo justicia, la misma a la que tiene derecho cualquier ciudadano», defienden en vísperas de la primera audiencia hoy sobre su extradición

Lorena Gil
LORENA GIL

«No buscamos venganza, solo justicia, la justicia a la que tiene derecho cualquier ciudadano». Un grupo de víctimas del atentado de ETA contra la casa cuartel de Zaragoza difundieron ayer una «carta abierta a la sociedad española y francesa» en la que recuerdan cómo aquel 11 de diciembre de 1987 sus vidas «cambiaron para siempre» y piden que Josu Urrutikoetxea permanezca en prisión para ser juzgado.

El escrito, que hicieron público a través de la AVT y que acompañaron con un vídeo, sale a la luz coincidiendo con la primera audiencia que se celebrará hoy en París sobre su extradición. Los abogados de 'Josu Ternera' denunciaron el lunes que la detención la semana pasada del exdirigente de ETA después de que el Tribunal de Apelaciones de la capital gala decretara su salida de prisión responde, criticaron, a «razones políticas». Respecto a las causas que tiene con la Justicia francesa -las dos condenas en rebeldía, cuyos procesos van a repetirse-, Urrutikoetxea podría quedar libre. Su encarcelamiento se debe a las demandas de entrega cursadas por la Audiencia Nacional en España. A no ser que los jueces decidan liberarlo, 'Ternera' deberá permanecer interno durante los meses que dure la tramitación. Sus abogados volverán a pedir hoy su salida inmediata de prisión. Alegan, entre otras, razones médicas.

Una de las causas por las que se le reclama es, precisamente, el atentado de la casa cuartel de Zaragoza. «En aquel momento -recuerda el grupo de víctimas en su carta-, habitado por 40 familias. 180 personas entre las que se encontraban mujeres y niños cuyo único 'pecado' era ser parientes de guardias civiles».

Fue el 'comando Argala' el encargado de colocar la bomba. La dirección de ETA, subrayan, «estaba compuesta por, entre otros, 'Josu Ternera'». Murieron once personas, seis de ellas menores. «En contra de lo que algunos pretenden hacer ver -en alusión a la izquierda abertzale-, no es un hombre que ha trabajado por la paz. Todo lo contrario. Es un hombre que durante décadas ha sido dirigente de una organización terrorista bajo cuyo mandato se han ordenado cientos de asesinatos», subrayan en la misiva. «Si de verdad estuviera por la paz, no habría permanecido huido durante 17 años y se habría presentado ante la Justicia para responder por sus crímenes». Urrutikoetxea permanecía en paradero desconocido desde que el Tribunal Supremo le procesara en 2002 por los hechos de Zaragoza.

«Total indefensión»

Aseguran las víctimas del atentado de la casa cuartel que el pasado 16 de mayo, cuando Urrutikoetxea fue detenido en Francia, respiraron «aliviadas». «Por fin, el responsable del asesinato de nuestros familiares respondería ante la justicia». Pero ahora, «que se habla de su posible puesta en libertad», reconocen encontrarse en «una situación de total indefensión». «¿Acaso se imaginan a ciudadanos recogiendo firmas a favor de los terroristas responsables del atentado de la sala Bataclan? ¿O a ex jueces o asesores de presidentes del gobierno acogiéndoles en su casa?», plantean. Reclaman, en este sentido, que 'Josu Ternera' permanezca en prisión y «no vuelva a salir nunca. Igual que sus víctimas nunca saldrán de los cementerios». «No buscamos venganza, solo justicia, la misma a la que tiene derecho cualquier ciudadano», apostillan.