Varios testigos reconocen a Mikel Carrera como el etarra que mató al líder del PP de Aragón en 2001

Mikel Carrera, durante un juicio. /AGENCIAS
Mikel Carrera, durante un juicio. / AGENCIAS

Las diligencias realizadas en Zaragoza podrían provocar que el juez Santiago Pedraz declarara el auto de procesamiento contra este jefe de la banda actualmente en prisión

EL CORREO

Unas fotografías mostradas a varios testigos del atentado contra Manuel Giménez Abad, el presidente del PP en Aragón asesinado por ETA el 6 de mayo de 2001 en Zaragoza, podrían provocar que la Audiencia Nacional ordene un auto de procesamiento contra Mikel Carrera Sarobe. El exjefe de ETA ha sido identificado como el autor del asesinato que se cometió en la calle de las Cortes de Aragón número 10 y que la Justicia todavía no ha resuelto.

Efectivos de la Brigada de Información de la Comisaría General de la Policía Nacional y de Zaragoza se pusieron en contacto el mes pasado con varios testigos del atentado contra el dirigente del PP para mostrarles unas fotografías de etarras, con las fisonomías que tenían en el año 2001 y otras más actuales, según confirmaron fuentes de la investigación al periódico Heraldo de Aragón. Al menos cuatro de ellos reconocieron a Mikel Kabikoitz Karrera (Carrera) Sarobe, alias 'Ata', como el autor del asesinato.

Tras cometerse el atentado, los testigos describieron al terrorista que efectuó los dos disparos mortales contra Giménez Abad cuando se dirigía junto a su hijo de 16 años al estadio del Zaragoza para asistir a un partido liguero. Se trataba de un hombre, de 1.75 a 1.80 metros de altura, con ropa deportiva, peluca y gorra de béisbol que huyó del lugar del atentado junto a una mujer. Ambos se mezclaron con los seguidores del Numancia, el rival del equipo maño ese trágico domingo, y lograron escapar de la Policía.

Identificado por su hijo

Los testigos no pudieron identificarle entonces, pero sí Borja Giménez, el hijo del político asesinado, que apuntó a Carrera como el autor de los disparos el pasado 4 de octubre en el Tribunal de Instancia de París por su «mirada y mandíbula». El etarra, que está cumpliendo cadena perpetua por el asesinato del policía francés Jean-Serge Nerín en 2010, negó ser el brazo ejecutor de la muerte del presidente del PP.

El resultado de la investigación policial ya ha sido enviada al juez Santiago Pedraz, titular del Juzgado Central de Instrucción 1 de la Audiencia Nacional. Fuentes jurídicas señalaron que la consecuencia de las diligencias puede ser el auto de procesamiento contra el etarra y el esclarecimiento del caso con el que conocer la identidad de todos los terroristas que, de alguna manera u otra, participaron en el atentado.

Considerado un miembro próximo a las tesis Garikoitz Aspiazu, 'Txeroki', en la defensa de las posiciones más radicales en el seno de ETA, Carrera (Pamplona, 30 de mayo de 1972) fue jefe militar de ETA entre febrero y mayo de 2010 tras la detención de Ibón Gogeaskoetxea Arronategi. Se incorporó a la banda antes de 1998, integrándose en un comando legal (no fichado) y huyendo a Francia en 2003 junto a José Antonio Aranibar como liberado de la organización. También fue jefe del aparato logístico y acusado por la justicia francesa y española de participar en el atentado y asesinato de los guardias civiles Fernando Trapero y Raúl Centeno en Capbreton (Francia) en 2007.