Urquijo importa a Euskadi el modelo de Sociedad Civil Catalana para «desenmascarar» el nacionalismo

El exdelegado del Gobierno Carlos Urquijo, en presencia de la popular Raquel González y la politóloga Edurne Uriarte. /X. GARMENDIA
El exdelegado del Gobierno Carlos Urquijo, en presencia de la popular Raquel González y la politóloga Edurne Uriarte. / X. GARMENDIA

El exdelegado del Gobierno lanza una asociación en defensa de los valores constitucionales con el apoyo de San Gil y Savater

XABIER GARMENDIA

El exdelegado del Gobierno español en Euskadi, Carlos Urquijo, ha lanzado públicamente este sábado una nueva asociación con la que pretende «desenmascarar la falsa realidad» que, a su juicio ha construido el nacionalismo vasco. La iniciativa, que toma el nombre del historiador guipuzcoano Esteban de Garibay, quiere convertirse en una referencia en la defensa de los valores constitucionales y toma como ejemplo a Sociedad Civil Catalana, la agrupación unionista que ha liderado las reivindicaciones contrarias al independentismo.

Durante la presentación oficial, Urquijo ha querido dejar claro que la asociación que él preside está abierta a la participación de cualquier persona que «defienda la libertad, se adhiera a los valores de la Constitución y muestre su amor por el País Vasco y España». De esta forma, ha querido involucrar a representantes sociales y políticos más allá del PP, partido del que sigue siendo militante. Entre los participantes en el acto han estado, entre otros, la expresidenta regional de la formación María San Gil y la actual líder en Bizkaia, Raquel González.

En opinión del exdelegado del Gobierno, «no se puede dejar todo en manos de los partidos», sino que otras asociaciones de carácter civil deben empujar en la misma dirección para «divulgar un retrato veraz». «No oculto que soy miembro del PP, pero la sociedad vasca necesita algo más», ha manifestado antes de negar que la entidad pretenda ser un «toque de atención» a la formación conservadora. Además, ha admitido haber conversado con personas ligadas al PSOE para que se integren en el grupo y deja las puertas abiertas para recibir a afiliados de Ciudadanos y Vox. «Estoy seguro de que ellos también comparten lo que defendemos», ha recalcado.

La asociación Esteban de Garibay denuncia que la «penetración» del nacionalismo ha provocado una «desconexión» entre Euskadi y el resto de España al «adueñarse» de la educación, los medios de comunicación, la cultura e incluso las cajas de ahorro y los equipos de fútbol. Por ello, creen necesario reivindicar con naturalidad «nuestra aportación a la nación española» con un proyecto complementario y no excluyente. «Tenemos la experiencia vivida en los años más complicados, cuando un grupo terrorista ultranacionalista como ETA nos quiso imponer su proyecto totalitario», ha recordado Urquijo.

La entidad, que por el momento ha previsto una serie de conferencias y prevé otorgar un premio anual, está apoyada también por el filósofo y cofundador de UPyD Fernando Savater, la politóloga Edurne Uriarte y el presidente de la Fundación Villacisneros, Iñigo Gómez-Pineda. La secretaría de la asociación estará en manos de Conchita Martín, viuda del coronel Pedro Antonio Blanco, asesinado por ETA en 2000 tras una tregua de catorce meses. En declaraciones a los medios, ha apelado al derecho del País Vasco a «reintegrarse» en la sociedad española y recuperar la «memoria verdadera». «Somos capaces de grandes cosas y muchísimas miserias, pero todo es recuperable», ha zanjado.