Urkullu recuerda que «los vascos hemos sido migrantes y no se puede mirar a otro lado»

Urkullu recuerda que «los vascos hemos sido migrantes y no se puede mirar a otro lado»

El lehendakari reivindica la solidaridad en los actos del día de la diáspora vasca

DAVID S. OLABARRI

El lehendakari ha proclamado hoy que la sociedad vasca no puede «mirar para otro lado» ante las necesidades de los migrantes que están llamando «a nuestra puerta en busca de un futuro mejor». Iñigo Urkullu ha lanzado este mensaje de solidaridad durante los actos institucionales organizados en Vitoria, en la sede de Lehendakaritza, con motivo del día de la diáspora vasca. Urkullu ha recordado, en este sentido, la historia «migrante» de los vascos para insistir en la necesidad de «acoger» a las personas que llegan a Euskadi. «¿Qué habría sido de nuestra diáspora si hubiéramos sido rechazados en los países de destino?», se ha preguntado.

El mensaje de Urkullu se produce, precisamente, en un momento en el que se ha registrado un repunte significativo en el número de migrantes que llegan al País Vasco, muchos de ellos en tránsito hacia otros países europeos. De hecho, el Gobierno vasco ha anunciado la apertura de un nuevo centro en Berriz para acoger de forma temporal a los migrantes más vulnerables.

Urkullu ha presidido los actos institucionales dedicados a la comunidad vasca en el exterior, a los que ha dedicado palabras de agradecimiento por mantener la cultura, las tradiciones y el idioma, «de generación en generación», a miles de kilómetros de Euskadi. Un colectivo que «nos enriquece» y nos ayuda a marcar un «camino hacia un futuro cada vez más abierto al mundo». En el acto han participado decenas de personas «ligadas a la diáspora» y jóvenes que visitan Euskadi en el marco del programa formativo 'Gaztemundu'.

El lehendakari, acompañado por sus consejeros, la presidenta del Parlamento vasco y los diputados generales, ha recordado a los miles de vascos que emigraron a América, «sobre todo a partir del siglo XIX». Viajes buscando un futuro que se hicieron en algunos casos «por elección» y, en la mayoría de los casos, «por obligación». El presidente vasco ha destacado, en este sentido, que Euskadi vuelve hoy «a salir al exterior». Pero hoy los vascos que emigran lo hacen hacia los cinco continentes.

Urkullu ha subrayado la labor que realizan las 191 euskal etxeak que se reparten en más de 25 países, lo que constituye -a su juicio- «un activo y una oportunidad para Euskadi Basque Country». De hecho, ha destacado que los actos por el día de la diáspora se están celebrando hoy en los centros vascos de países como Francia, Alemania, Venezuela y Japón. En concreto en 60 centros de 16 países. Unos actos por todo el planeta que han servido al lehendakari para trazar un paralelismo con la vuelta al mundo que completaron en 1522 Magallanes y Juan Sebastián Elcano. Hoy todos los vascos que «redondean el mundo encuentran siempre la presencia, la acogida y el apoyo de quienes nos antecedieron en este viaje permanente de Euskadi alrededor del mundo», ha proclamado.

El lehendakari ha querido enviar un «afectuoso saludo» a la colectividad vasca en Venuezuela, ante la «preocupante» situación política y social que vive el país sudamericano. Urkullu ha afirmado que, dentro de sus «posibilidades», el Gobierno autonómico «seguirá ayudando» a los vascos que se encuentran en Venezuela. «No os vamos a abandonar, como tampoco vosotros abandonasteis a quienes llegaron a Venezuela desde Euskadi», ha proclamado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos