Urkullu aboga por la colaboración con las comunidades islámicas para prevenir el yihadismo

Urkullu, junto al magistrado Eloy Velasco y la consejera Estefanía Beltrán de Heredia, a su llegada al congreso. /Efe
Urkullu, junto al magistrado Eloy Velasco y la consejera Estefanía Beltrán de Heredia, a su llegada al congreso. / Efe

El lehendakari ha participado esta mañana en Irún en la clausura del I Congreso Internacional sobre Terrorismo Yihadista

Lorena Gil
LORENA GILBilbao

El lehendakari ha defendido esta mañana la colaboración con las comunidades islámicas para prevenir la radicalización. Iñigo Urkullu ha participado en la última jornada del I Congreso Internacional sobre Terrorismo Yihadista que se celebra en Irún –arrancó el miércoles– enmarcado en los cursos de verano de la UPV. El jefe del Ejecutivo autónomo, que ha estado acompañado por la consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, ha abogado, además, no solo por la cooperación policial, sino también entre los diferentes países ante la amenaza del terrorismo yihadista. «Hay que actuar preventivamente para evitar que se produzcan víctimas», ha remarcado.

La apuesta del Gobierno vasco por apoyarse en las comunidades islámicas para afrontar este reto global no es nueva. Lleva tiempo gestándose. A finales de 2017 el propio lehendakari presentó en Vitoria un nuevo plan cuyo objetivo era trabajar la cohesión social, la educación y la seguridad para evitar procesos de radicalización en Euskadi. Entre las medidas que incluía el plan estaba, precisamente, la creación de un comisión –Urkullu presidió su puesta en marcha en abril del pasado año– para la colaboración con las comunidades islámicas de Euskadi para «reconocer y promover un islam tolerante y abierto», pero también para identificar posibles casos de radicalización. Especialmente, entre la población más joven y con la vista puesta en centros de menores y prisiones. Esta mañana, el jefe del Ejecutivo aunónomo ha destacado, asimismo, la necesidad de crear «condiciones de igualdad y de impulsar políticas sociales basadas en la solidaridad, la integración, la cohesión y la justicia». «Políticas públicas como la universalidad de la educación y la sanidad, las rentas de inserción y todas aquellas que permitan una igualdad de derechos y deberes», ha expresado.

Urkullu, que durante el congreso ha mantenido un breve encuentro con víctimas de Madrid, Nueva York y París, ha reivindicado por último el «principio de centralidad de la víctima». «La mirada tiene que estar puesta en ellas, en las víctimas que ya se produjeron, para actualizar sus derechos de verdad, justicia y reparación», ha manifestado. Pero también para «actuar preventivamente y evitar que se puedan producir más víctimas». «Queremos vivir juntos y en paz. Queremos ser libres juntos», ha apostillado el lehendakari.