La UDEF cifra en 290 millones de euros la fortuna «corrupta» del clan Pujol

La UDEF cifra en 290 millones de euros la fortuna «corrupta» del clan Pujol

La Policía habla de años de «negocio criminal» de la familia del expresidente para amasar un «patrimonio desmedido» de tipo mafioso

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDOMadrid

La Unidad contra del Delincuencia Económica y Fiscal (Udef) tras más seis años de complejísimas investigaciones se atreve a poner una cifra a la fortuna «corrupta» del clan Pujol oculta en el extranjero: 290 millones de euros repartidos en infinidad de cuentas y depósitos opacos «alimentados con comisiones ilícitas.. Por primera vez, los investigadores calculan el «patrimonio desmedido» amasado por el expresidente catalán y su familia, convertida en una verdadera «organización para acometer un negocio criminal».

El informe que desmiente de forma tajante que la fortuna que los Pujol ocultaban en una maraña de cuentas, sociedades y fondos proviene de la herencia de abuelo Florenci tiene 222 folios y fue entregado el pasado 30 de julio al juez de la Audiencia Nacional José de la Mata, quien intenta desde hace meses de poner punto final al sumario para sentar en el banquillo al exjefe de Gobierno catalán, a su mujer Marta Ferrusola y a sus siete hijos, entre ellos el primogénito Jordi Pujol Ferrusola, 'Junior', epicentro de toda la trama corrupta.

Aunque el vasto atestado de la UDEF presentado justo antes de las vacaciones judiciales tiene cierto tufillo a informe final y conclusivo, lo cierto es que la cifra de 290 millones de euros ya se ha quedado desfasada y es más que probable que la Policía tenga que volver a recalcularla. Este informe no incluye los resultados de las dos comisiones rogatorias recibidas en las últimas semanas en el juzgado: una desde Suiza que ha revelado que el clan ocultó otros 18 millones de euros en Suiza y una segunda remitida por las autoridades andorranas informando que se han hallado seis nuevas cuentas en el principado vinculadas con 'Junior'. Además, De La Mata, a raíz de la información llegada desde el país helvético, ha enviado otra nueva comisión a Luxemburgo, ya que todo apunta a que también en ese país la familia Pujol tiene o ha tenido cuentas o depósitos.

En su largo informe, la UDEF, que ha investigado de forma pormenorizada los movimientos del clan desde 1990, insiste en que solo las comisiones y mordidas políticas son el origen de la inmensa fortuna del clan de expresidente catalán. «La familia habría aprovechado su posición privilegiada de ascendencia en la vida política/social/económica catalana en pro de acumular un patrimonio desmedido directamente relacionado con percepciones económicas fruto de conductas corruptas«, zanjan los policías, quienes afirman no tener «dudas» que de lo investigado se el clan operó como «crimen organizado». Una suerte de estructura mafiosa,»de tipo familiar» con «sus propias normas internas, división de roles y actividades ilícitas dentro de su peculiar estructura». En las «acciones criminales» del matrimonio Pujol-Ferrusola y sus siete hijos hay una «voluntad implícita de acciones planificadas» como en las organizaciones de crimen organizado, insisten los investigadores de Policía Judicial, que obviamente instan al juez a que procese al clan por este tipo penal de carácter mafioso, además de otros tipos panales relacionados «con la corrupción pública y privada y el blanqueo de capitales».

El informe, muy complejo, analiza de manera exhaustiva la madeja societaria y bancaria, tanto en España como en el extranjero, que tejieron los Pujol y, particularmente, 'Junior', para desviar y opacar el dinero que llegaba a espuertas del cobro de comisiones. Los investigadores afirman el cálculo para llegar a los 290 millones de euros ha sido conservador pues en la medida de lo posible han intentado descartar los reintegros de inversiones financieras o productivas, centrándose exclusivamente en los haberes detectados

'Junior' y el 3%

La operativa –relata la UDEF- era compleja a la hora de esconder esa fortuna pero extremadamente en el origen de dinero: mordidas por todas las adjudicaciones públicas que se movían en Cataluña, no solo de la Generalitat. El famoso 3%. Comisiones «directamente asociadas a actos administrativos de resolución por instancias de esa comunidad autónoma que engloban toda su administración, desde las Consejerías de Gobierno a entes con personalidad jurídica propia vinculados, como puertos marítimos, consejos comarcales, diputaciones, ayuntamientos, etc.», escriben los investigadores.

Y es ahí donde, de nuevo, la Udef pone el foco en 'Junior'. Los investigadores llegan a la conclusión que el primogénito se convirtió en el recaudador del 3% para Convergència, asumiendo el papel que en su momento tuvo Andreu Viloca, extesorero de CDC. Pero hay una diferencia fundamental entre 'Junior' y Viloca. Los investigadores sostienen que el hijo de Pujol durante los «primeros gobiernos autonómicos catalanes», además de ayudar a financiar al partido, habría «derivado una parte sustancial del dinero (de las mordidas del 3%) al patrimonio de la familia». Al menos en 1995 y 1996 –apunta el informe- 'Junior' fue el encargado de «visitar personalmente» altos cargos de instituciones catalanas para pactar las mordidas.