Tres miembros de la misma familia han muerto tiroteados en pleno enfrentamiento con otra familia en Cáseda (Navarra)

A escasos metros cada uno los tres cadáveres yacen en el suelo, tras el tiroteo ocurrido a plena luz del día. Poco antes de las siete de la tarde, en el municipio de Cáseda, en Navarra.  Los cuerpos son de un hombre de 50 años y dos de sus hijos, de 29 y 17. Los presuntos autores son miembros de otra familia, también un padre y dos de sus hijos, que se dieron a la fuga en coche hasta ser detenidos a 20 kilómetros del lugar de los hechos. Según los vecinos, el detonante ha sido la separación de un matrimonio formado por los hijos de ambas familias. La pareja residía en Cáseda, hasta que hace unos días tras una discusión conyugal ella abandonó la vivienda. Al parecer, ayer volvió acompañada de sus familiares para arreglar la situación, pero el encuentro acabó a tiros con escopetas. La Policía Foral ha enviado a la zona una brigada de intervención ante posibles represalias, mientras, los tres detenidos están en Pamplona a la espera de pasar a disposición judicial.