Los sindicatos ferroviarios denuncian el aumento de agresiones por parte de grafiteros a vigilantes de seguridad

Son sus últimos vídeos colgados en la red. Ellos mismos, los grafiteros, se graban con palos, y armas para hacer frente a los vigilantes. Los actos son cada vez más violentos. Lo que empezó siendo un acto de rebeldía pintando trenes vacíos y en cocheras, se acaba convirtiendo en batallas con viajeros contra los vigilantes. Les hemos visto tirando botes y agrediendo a los vigilantes que normalmente son menos. Cada año en España en transportes hay 27 mil denuncias por vandalismo. Y lo que algunos consideran una expresión artística, nos cuesta 2 millones de euros anuales a todos los españoles. El observatorio de Civismo en el Transporte ferroviario nace para denunciar estos actos. Pero dan otro dato que preocupa, en los trenes han aumentado un 50 por ciento los acosos sexuales en 2017.