El juez Serrano pide una baja médica tras el «linchamiento» por las críticas al fallo de La Manada

El juez en excedencia y diputado de Vox en el Parlamento de Andalucía Francisco Serrano. / EFE

Asegura que los comentarios en las redes fueron realizados por «un colaborador» | Vox Andalucía tacha de «desafío» la actitud del diputado

CECILIA CUERDOSevilla

La polémica generada tras las críticas a la sentencia condenatoria de La Manada parece haber pasado factura al líder andaluz de Vox, Francisco Serrano, que ha solicitado la baja médica temporal como diputado en el Parlamento autonómico para reponerse «anímicamente» del «linchamiento sufrido por la prensa y las redes sociales» tras sus comentarios. Y afirma que esos comentarios fueron realizados por un colaborador, «no responden a mi estilo de escribir, de pensar, ni de hablar en público, ni tampoco en privado».

Serrano se mostró muy critico contra la sentencia dictada el pasado viernes por el Tribunal Supremo, que cambió la condena a 15 años de cárcel al considerar que los cinco jóvenes cometieron una violación y no abusos sexuales. El diputado, juez de profesión, consideró que el fallo fue dictado por «la turba feminista supremacista» y cuestionó los procedimientos jurídicos. Horas después, pedía disculpas y en un nuevo comentario en Facebook, mantenía su postura e iba más allá, apuntando que a partir de ahora «hasta un gatillazo o no haber estado a la altura de lo esperado podría terminar con el impotente en prisión». Es más, llegó a asegurar que la única relación «segura» entre hombres y mujeres «será a través de la prostitución», comentario que posteriormente fue borrado aunque ya corría por las redes sociales. Al día siguiente, defendió su derecho a la libertad de expresión, mientras su partido se desmarcaba de esas afirmaciones. Vox Andalucía afirmó que la postura oficial de la formación era la de «máximo respeto» a las resoluciones judiciales, la apuesta por un poder judicial «independiente» y el aumento de las penas a los violadores.

Ahora, el juez rechaza que esas palabras fueran escritas por él, asegurando que la petición a un colaborador para que repitiera su opinión en una red social «derivó en una publicación completamente ajena a mí y manifiestamente incorrecta en las formas. Mi principal mérito en la política es no ser político, huyo de la corrección política, pero sé medir dónde está el límite con lo que resulta irrespetuoso», se justifica para, a continuación, reprochar que a raíz de esas afirmaciones ha sufrido tanto en prensa como en redes sociales una «batería de insultos y descalificativos jamás visto en España y que no merezco en absoluto».

Por este motivo, el diputado autonómico ya ha comunicado a su grupo y al Parlamento andaluz su baja médica «por un tiempo superior a los 30 días», según han confirmado fuentes de Vox Andalucía. La petición será ahora analizada en la Comisión del Estatuto del Diputado, donde se aprobará el voto delegado de Serrano en las próximas sesiones parlamentarias y mesas de trabajo. Horas antes de conocerse la petición de baja temporal del presidente de la formación, su portavoz parlamentario, Alejandro Hernández, confirmó en rueda de prensa que el partido no se plantea apartarle de su cargo tras la polémica. «Nada indica», afirmó el portavoz, que no vaya a seguir al frente del grupo, «no se ha hecho en ese sentido ningún movimiento ni por parte del partido ni por parte de Serrano». Asimismo, consideró que «no es tan extraño» que en un momento dado un cargo público haga unas manifestaciones «en el ámbito de su autonomía particular» y que no estén en sintonía con la línea política de su partido.

«Una grave irresponsabilidad»

El comunicado de Serrano no ha sentado nada bien en Vox Andalucía, que este mismo miércoles tachaba de «desafío» la actitud del diputado al persistir en sus críticas a la sentencia y alejarse de la posición oficial de la formación, que no otra que «respeto absoluto a las sentencias judiciales nos gusten más o nos gusten menos», según indicó el portavoz parlamentario Alejandro Hernández. Tras reconocer que el comunicado les cogió «por sorpresa», apuntó que es «probable» que de persistir en esa actitud de diferenciarse del posicionamiento del partido el comité nacional de Vox podría emprender medidas disciplinarias.

«Si desafortunadas han sido las publicaciones precedentes, el escrito que ha hecho público este miércoles lo es más todavía», abundó el portavoz, reprochando que «denota una grave irresponsabilidad» dejar las publicaciones en redes sociales en manos de un «inconsciente». Hernández subrayó además que, tanto si fue el propio Serrano quien hizo esas publicaciones como si fue un colaborador, como afirma ahora el juez, contraviene las directrices dadas por el partido ultraderechista para el manejo de las redes sociales.

Más información