El líder del PSOE logra el primer aprobado en valoración en once años

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez. /Afp
El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez. / Afp

Los socialistas aventajarían en 25 puntos en intención de voto al PP, que quedaría detrás de Ciudadanos y Unidas Podemos

Ramón Gorriarán
RAMÓN GORRIARÁNMadrid

Pedro Sánchez se ha convertido en el primer líder político que aprueba en los últimos once años en la valoración de los ciudadanos que hace el CIS. El presidente del Gobierno obtiene en el barómetro de mayo una nota media de 5,1. El último que sobrepasó la barrera del cinco fue el también socialista José Luis Rodríguez Zapatero en abril de 2008, cuando obtuvo un 5,58.

La valoración positiva ha coincidido en ambos casos en que la lograron después de unas elecciones generales. Sánchez, tras las del pasado 28 de abril, y Zapatero tras las de marzo de aquel año. Desde entonces nadie, ni Zapatero ni Mariano Rajoy ni Sánchez, habían conseguido llegar al aprobado. El exlíder del PP no lo consiguió en ningún momento de sus siete años de mandato, en los que cayó hasta por debajo del tres.

Ninguno de los restantes líderes de fuerzas políticas alcanza el aprobado, aunque se registra la novedad de que Pablo Iglesias es el segundo mejor valorado por delante de Albert Rivera, y deja el farolillo rojo que solía ocupar encuesta tras encuesta para el presidente de Vox, Santiago Abascal.

El barómetro también retoma la tabla de intención directa de voto. En el sondeo preelectoral de abril, el CIS introdujo la 'cocina' para ajustar los datos y su acierto fue notable. En esta ocasión ha vuelto a sus orígenes desde que el socialista José Félix Tezanos está al frente del organismo demoscópico oficial. El resultado es bastante sorprendente porque el trabajo de campo del estudio está hecho entre el 1 y el 11 de mayo. Comenzó por tanto tres días después de las elecciones generales y los resultados son muy dispares.

El PSOE obtendría el 36,5% de los votos, siete puntos más que el 28 de abril; el PP, el 11,4%, cinco puntos menos; Ciudadanos, el 16,3% medio punto más; Unidas Podemos, el 15,3%, un punto más; y Vox, el 5,3, cinco puntos menos. Unas variaciones muy fuertes a tan pocos días de las votaciones.

Pero el dato más sorprendente es que los socialistas aventajarían a los populares nada menos que en 25 puntos en intención directa de voto, cuando en las generales la diferencia fue de doce puntos. El PP quedaría además por detrás de Ciudadanos y Unidas Podemos.