«Nunca vamos a aceptar la autodeterminación», dice Pedro Sánchez en el BEC

«Nunca vamos a aceptar la autodeterminación», dice Pedro Sánchez en el BEC

Dice en Barakaldo que espera que los españoles «tomen nota» si los Presupuestos decaen la próxima semana

DAVID GUADILLA

Pedro Sánchez no se rinde. Ni un paso atrás ni autocrítica. Tras una semana de infarto en la que su Gobierno ha quedado colgado de un hilo, el presidente ha roto su silencio esta mañana en Barakaldo en un acto en el que no ha dado pistas sobre lo que pasará en el caso de que, como es probable, los soberanistas tumben sus Presupuestos y la legislatura quede muy tocada.

Más información

Sánchez no solo no ha anunciado que vaya a adelantar las elecciones, sino que se ha esforzado en defender todas las bondades que traería su aprobación, los planes que tiene en marcha el Gobierno para los próximos meses y la gestión realizada durante los últimos ocho meses. Desde los derechos de las mujeres a la justicia social, la subida del salario mínimo... Con duras críticas al PP, el presidente del Gobierno ha dado un mitin de campaña. «Si al final los independentistas y la ultraderecha representada en el Congreso no aprueban los Presupuestos, espero que los españoles tomen nota».

En plena tempestad, Sánchez se ha dado un baño de masas. Si las críticas internas que ha recibido en los últimos días por parte de algunos barones regionales y de referentes como Felipe González le habían hecho flaquear, hoy ha encontrado en los socialistas vascos un firme apoyo. Ante las acusaciones lanzadas por Pablo Casado a Sánchez de «traidor» por negociar con los soberanistas catalanes, los dirigentes del PSE han tirado de orgullo y hemeroteca. Han recordado los reproches que en el mismo sentido les lanzaba el PP por intentar lograr el fin de ETA mientras la banda asesinaba y amenazaba a los socialistas vascos. Y ellos, han insistido Idoia Mendia y Mikel Torres, no «retrocedieron».

«Una España en blanco y negro»

Y con esta atmósfera en el ambiente y recibido al grito de «presidente, presidente», Sánchez ha desoído la tormenta perfecta que gira a su alrededor. Solo un día después de que Carmen Calvo escenificase la ruptura del diálogo con los soberanistas catalanes y en vísperas de la manifestación convocada para mañana por el PP, Ciudadanos y Vox con el objetivo declarado de «echarle» del Gobierno. «Mañana se va a ver una España en blanco y negro», ha afirmado Sánchez.

Con la sensación de que el adelanto electoral es inevitable, de que sus Presupuestos decaerán el próximo miércoles y de que legislatura está muerta, el presidente del Gobierno ha apostado hoy por sacar pecho y defender los «valores» del PSOE. Sánchez no se ha dado por enterado de la situación explosiva en la que aparentemente se mueve. Solo 24 horas después de que Calvo diese por rotas las negociaciones con los soberanistas, Sánchez ha insistido en que el «camino del diálogo» es el único posible, pero con límites. Porque «nunca», ha dicho, aceptará la autodeterminación. De hecho, el líder del PSOE ha situado a su partido en una especie de carril central de la política. La solución, ha dicho, no está ni en la independencia ni en dejar «las cosas como están». «Queremos trascender la política de bloques».

Durante su intervención, interrumpida por gritos de apoyo y críticas de algunos militantes al PP, Sánchez ha situado a Casado en el «pasado» y ha cargado con dureza contra la propuesta del líder del PP de modificar la actual ley de aborto y por su intento de recortar «derechos». «Ahora se identifica el patriotismo con gritar viva españa, pero patriotismo es trabajar porque en España se viva mejor». «Claro que viva España, pero unida en su diversidad territorial», ha afirmado Sánchez quien ha dicho, en alusión a Casado, que «quien insulta es quien no tiene ningún argumento que defender».

Campaña de Retortillo

El escenario nacional ha condicionado un acto que en su origen estaba preparado para lanzar la campaña a la Alcaldía de Barakaldo de Alfredo Retortillo, el actual consejero de Turismo del Gobierno vasco, que en breve dimitirá para centrarse en la carrera del 26-M. Durante su intervención ha puesto en valor la historia del socialismo, «en este tiempo de turbación, hay que reivindicar que somos de izquierdas, no de derechas», y se ha mostrado convencido de que será el próximo alcalde de la localidad.

Retortillo, en todo caso, también se ha referido a la» enorme bronca» y a la «irresponsabilidad» que se vive en la política española. «La derecha solo alimenta el ruido», ha zanjado.

En una línea similar se han manifestado Idoia Mendia y Mikel Torres. Los dos han lanzado guiños a Sánchez. «Ni un paso atrás, no aflojes, nunca», ha clamado el líder del PSE vizcaíno.