Balluerka afirma que la UPV «redoblará esfuerzos» para apoyar al alumno agredido en Vitoria

La rectora de la UPV, Nekane Balluerka. /JORDI ALEMANY
La rectora de la UPV, Nekane Balluerka. / JORDI ALEMANY

La rectora reitera que la Universidad trata de «evitar estos hechos» y asegura que «estará al lado» del joven

LORENA GIL

La rectora de la UPV, Nekane Balluerka, ha querido reiterar esta mañana que la universidad ha estado «al lado» del estudiante que sufrió una agresión en el campus de Álava a manos de un grupo de encapuchados. Ahora bien, afirmó que si el joven «ha percibido que no le hemos dado suficiente apoyo, habrá que redoblar esfuerzos».

Balluerka ha abordado esta cuestión durante una entrevista en 'Onda Vasca' a raíz de la carta que la víctima hizo pública a finales de la pasada semana. En su escrito, se mostró especialmente crítico con la actitud mostrada por la dirección de la UPV y aseguró sentir «miedo» a estar solo en el campus. Fue la primera vez que el joven alzaba la voz desde que en noviembre sufriera la agresión.

La paliza se produjo después de que el joven asistiera a una reunión de la plataforma AEDE, que defiende la unidad de España. Balluerka ha vuelto a recordar –ya lo hizo el mismo día en el que salió a la luz la carta del estudiante– que cuando ocurrieron los hechos, la UPV los rechazó «contundentemente y sin paliativos» y «ha estado al lado del estudiante». No obstante, ha subrayado que, si el joven «ha percibido que no le hemos dado el suficiente apoyo», habrá que «redoblar esfuerzos –ha indicado– ya que las circunstancias que ha sufrido son muy duras y no nos toca otra cosa que estar a su lado».

Sin reproches

La rectora ha reconocido que le «afectó» y «sorprendió» la misiva que hizo pública el chico. Ahora bien, ha subrayado, «el principal afectado es él, a quien tenemos que cuidar es a él». «No tengo ningún reproche que hacerle», ha expresado. Balluerka, que ha señalado que este tipo de incidentes «no deberían ocurrir», ha querido destacar que la universidad cuenta con 42.000 estudiantes de grado y cerca de 10.000 de posgrado y cursos complementarios y «su día a día es ajeno a estas cosas».

En esta línea, ha defendido que la universidad «tiene que estar fuera del debate político». «Es completamente falso que la UPV ampare este tipo de cuestiones». Al revés, ha proseguido. «La universidad trata de evitarlas, pero es un reflejo de la sociedad. Estos hechos siguen ocurriendo porque en la sociedad todavía hay algunas cuestiones que no se han resuelto y que siguen teniendo su reflejo». «En ningún caso, la Universidad del País Vasco ampara este tipo de actitudes», ha apostillado.