El Parlamento Europeo veta una conferencia de Puigdemont por motivos de seguridad

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, en una rueda de prensa en Berlín./EFE
El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, en una rueda de prensa en Berlín. / EFE

El expresident de la Generalitat había sido invitado a un acto junto a Quim Torra por el eurodiputado de la formación flamenca de extrema derecha NV-A, Ralph Packet

SALVADOR ARROYOBruselas

«Los servicios de seguridad del Parlamento no pueden mitigar las amenazas relacionadas con este acontecimiento». Ese es el motivo que esgrime en un comunicado la Eurocámara para impedir que Carles Puigdemont, que se encuentra huido en Bélgica, participe el lunes en una conferencia sobre la situación de Cataluña a la que tambien había sido invitado el presidente Quim Torra.

Eran los únicos intervinieres en este acto, previsto para las 18.30 horas, organizado por el eurodiputado de la formación de extrema derecha flamenca de la NV-A, Ralph Packet, y por el eurodiputado y ex responsable de Exteriores de Eslovenia, Ivo Vajgl, que forman parte de 'la plataforma para el diálogo UE-Cataluña'.

Nada más hacerse público este evento, el pasado miércoles, el eurodiputado del PP, Esteban González Pons, la del PSOE, Iratxe García, y el de Ciudadanos (integrado en el grupo Alde en la Eurocámara), Javier Nart dirigieron una carta al presidente del Parlamento Europeo, el italiano Antonio Tajani, para expresar su disconformidad sobre el acto y pidiendo que se vetase la participación de Puigdemont (no así de Torra) por entender que la Eurocámara no debía «acoger a alguien que se encuentra evadido de la acción de la justicia española y que ha hecho alarde de su reiterada desobediencia a órdenes y advertencias del Tribunal Constitucional».

El veto desvelado este viernes se argumenta en motivos de seguridad. De hecho, se insiste en que son los servicios responsables de la misma del Parlamento, los que han desaconsejado la presencia de Puigdemont en la cámara por entender que no quedaría garantizado el control de posibles riesgos.

«El análisis ha concluido que las amenazas de seguridad vinculadas al evento no pueden ser mitigadas por los servicios de seguridad del Parlamento», dijo la institución en un comunicado en el que advirtió sobre la «posibilidad de incidentes dentro o alrededor» de la Eurocámara.