El PSOE rechaza una coalición pero abre la puerta a incorporar al Gobierno «miembros» de Podemos

José Luis Ábalos, secretario general del PSOE. /
José Luis Ábalos, secretario general del PSOE.

Ábalos matiza aun así que su apuesta siegue siendo un Ejecutivo socialista con «independientes» y que lo importante es pactar un programa

Paula De las Heras
PAULA DE LAS HERASMadrid

El PSOE no contempla hoy por hoy una coalición de Gobierno con Unidas Podemos pero el secretario de Organización del partido, José Luis Ábalos, ha avanzado que lo que sí podrían plantearse es incorporar al futuro Ejecutivo de Pedro Sánchez a «miembros de otras formaciones». Más concretamente, a miembros del partido que dirige Pablo Iglesias. Es la primera vez que los socialistas abren la puerta a esa posibilidad de manera tan clara, aunque fuentes del partido matizan que lo que está sobre la mesa es sumar a independientes afines a la formación morada.

En los últimos días, tras los malos resultados de UP en las autonómicas y municipales del 26 de mayo, tanto Ábalos como el propio presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, habían enfriado las posibilidades de dar entrada a dirigentes podemistas en algún ministerio. Ambos argumentaron que Iglesias debe ser consciente de dónde le han situado los ciudadanos en las urnas. El secretario general de Podemos, por su parte, transmitió ayer por varios medios que no teme una repetición electoral y dejó claro que no renuncia a su exigencia.

Ábalos ha replicado en una entrevista en Antena 3 que la fórmula que reclama Iglesias tiene muchos inconvenientes. «Una coalición tendría sentido si ambas formaciones sumaran mayoría absoluta, pero es que no sumamos tampoco», ha insistido. El PSOE cuenta con 123 diputados en el Congreso; Unidas Podemos sumó 42. Entre ambos, suman 165 lejos de los 176 o 174 que serían necesarios (en función de si la suspensión de los diputados secesionistas en prisión preventiva altera la mayoría absoluta).

Fuerzas no reactivas

«Para conseguir determinados acuerdos -ha añadido el también ministro de Fomento en funciones- tenemos que recurrir a otras fuerzas, y que además no sean reactivas». Ese es un escollo fundamental para la propuesta de Iglesias porque Coalición Canaria, que cuenta con dos disputados en la Cámara baja, ya ha dicho en varias ocasiones que en ningún caso dará el 'sí' a la investidura de Sánchez si Podemos está en el Ejecutivo. De ahí que el PSOE esté ahora buscando fórmulas imaginativas que contenten a todos sus eventuales aliados.

«Durante toda la campaña ya explicamos que aspiramos a un gobierno socialista, es verdad que abierto a personas independientes, de prestigio, que la sociedad se reconoce en ellas, pero queremos que sea de orientación socialista, y nos mantenemos en ello», ha subrayado, en cualquier caso, el dirigente del PSOE al frente de las negociaciones postelectorales.«Hemos dicho reiteradamente que a Podemos le consideramos un socio programático prioritario. Lo que nos parece más importante es acordar programas de transformación social, que no presencias en el gobierno».