'Josu Ternera' seguirá en prisión hasta que se tramiten las órdenes de entrega a España

Imagen de 'Josu Ternera', encapuchado, al día siguiente de su detención el 16 de mayo. / Reuters

El próximo miércoles se celebrará en París la audiencia para examinar las demandas contra el exdirigente de ETA, que le fueron notificadas este jueves

PAULA ROSAS

'Josu Ternera' no saldrá por el momento en libertad. Tras el periplo judicial de los últimos dos días, el etarra vuelve a la casilla de salida: la cárcel parisina de La Santé. La Justicia francesa decidió ayer el ingreso en prisión de José Antonio Urrutikoetxea hasta que se examinen las órdenes de entrega a las autoridades españolas, que lo requieren, entre otras causas, por el atentado contra la casa cuartel de Zaragoza de 1987, en el que murieron once personas, entre ellas seis niños.

Esta nueva decisión deja, por lo tanto, sin efecto el inesperado dictamen emitido el miércoles por el Tribunal de Apelaciones de París, que había ordenado su «puesta en libertad inmediata bajo control judicial» a la espera de que se repitan dos procesos por los que había sido condenado en rebeldía en Francia a penas de siete y de ocho años. La Fiscalía francesa, que se había opuesto durante el juicio a su liberación, ha llevado el caso a la más alta instancia judicial gala, y ayer presentó un recurso ante el Tribunal de Casación, equivalente al Supremo español.

Pese a la decisión del tribunal, 'Josu Ternera', que estuvo fugado durante casi 17 años, no llegó a poner un pie en la calle. El miércoles, justo después de ser excarcelado pero antes de salir del recinto, la Policía lo detenía en la misma prisión de La Santé donde ha estado recluido desde que fuera arrestado el pasado 16 de mayo en los Alpes franceses. El etarra fue entonces escoltado por agentes encapuchados hasta la sede de la Dirección General de Seguridad Interior (DGSI), a las afueras de París, hasta que se le notificaran las órdenes de entrega emitidas por España.

La Fiscalía francesa le comunicó en la tarde de ayer esas peticiones, que conciernen, además de al atentado de Zaragoza, al asesinato del directivo de Michelin Luis María Hergueta Guinea en 1980 y a la causa abierta por la financiación de ETA a través de las 'herriko tabernas', que se inició en 2002. Justo después de notificársele las demandas de la Justicia española, Urrutikoetxea fue presentado ante la sala de instrucción del Tribunal de Apelaciones, cuyo presidente decidió ponerlo en detención provisional, según informó la Fiscalía a este diario.

Colaboración con Francia

La próxima audiencia para examinar las solicitudes españolas tendrá lugar el miércoles 26 de junio. 'Josu Ternera' puede recurrirlas y es más que probable que el proceso se alargue, como ha sido el caso de las euroórdenes emitidas por España contra otros miembros de la banda como Iratxe Sorzabal, que llevan meses en los tribunales.

«Que nadie tenga dudas de que antes o después 'Josu Ternera' será juzgado en España por las causas que tiene pendientes», señaló ayer el ministro del Interior en funciones, Fernando Grande Marlaska, que destacó la confianza y el «reconocimiento mutuo» de las resoluciones que se producen entre ambos países y recordó que la cooperación judicial con Francia ha sido un «elemento esencial» en la derrota de ETA.

Aunque las tres demandas interpuestas por España habían sido tramitadas como órdenes europeas de detención y entrega (OEDE) –el mecanismo europeo que se basa en la confianza entre jueces y agiliza los procesos–, la Justicia francesa ha pedido a las autoridades españolas que dos de ellas –la que se refiere al atentado de Zaragoza y la del asesinato de Hergueta Guinea–, sean transformadas en peticiones de extradición. El motivo es que los hechos a los que corresponden son anteriores a la puesta en marcha de la OEDE en 1993. Todas estas peticiones estaban en vigor cuando Urrutikoetxea fue detenido en el aparcamiento del hospital de la localidad de Sallanches.

La Fiscalía francesa ha intentado por todos los medios impedir que 'Ternera' fuera excarcelado después de la sorprendente decisión del Tribunal de Apelaciones, que ponía en libertad a un hombre que ha estado en la clandestinidad durante los últimos 17 años, con condenas en rebeldía en Francia y requerido también por España. De hecho, ha sido la propia fiscal general del Tribunal de Apelaciones de París, Catherine Champrenault, quien ha presentado el recurso ante la Corte de Casación para evitar que Urrutikoetxea pudiera ser puesto en libertad después de que se le notificaran las euroórdenes.

'Ternera' tiene, además, otra cita con la justicia la semana que viene. El viernes 28 deberá ver a los jueces del Tribunal Correccional al haber presentado un recurso contra la condena a ocho años de cárcel que se le impuso en rebeldía en 2017.

Más información