La primera mentira de Abascal: la violencia de género es culpa de los extranjeros

Santiago Abascal, presidente de Vox./Alberto Ferreras
Santiago Abascal, presidente de Vox. / Alberto Ferreras

El 76% de los delitos contra la libertad sexual son cometidos por españoles, mientras que los condenados de origen africano sólo representan un 5%

DOMÉNICO CHIAPPEMadrid

Le bastaría a Santiago Abascal, presidente de Vox, una rápida consulta en el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) para saber que es falso lo que afirmó a este periódico este martes sobre que la «mayor parte» de las agresiones sexuales cometidas en España son obra de «extranjeros». La realidad, constatada en los datos de los tribunales, no sostiene su discurso, en el que la ley de violencia de género debe abolirse para dejar paso a otra, de expulsiones masivas de migrantes, para solucionar dos problemas de un plumazo: el machismo que cosifica a la mujer, y su debatida interpretación en los juzgados, y la inmigración ilegal.

Las cifras más recientes del INE, obtenidas de las sentencias en los tribunales españoles durante 2017, establecen que se cometieron 2.764 delitos contra la libertad sexual, que engloba tanto abusos como agresiones sexuales. De ellos, 2.103 fueron perpetrados por españoles, el 76% del total. Ahora bien, si se desglosa la procedencia de esa cuarta parte de extranjeros que han sido condenados por un delito sexual (661), en diferentes grados, se tiene que el 7,5 % (208) son del resto de Europa, por tanto, legales, con derecho al libre tránsito de un país europeo al otro. Es decir, más de la tercera parte de estos extranjeros no podrían ser expulsados, ni por la vía rápida ni por otro proceso legal. Si Abascal apuntaba a los que llegan en patera o saltando la valla de Melilla, es decir, los migrantes de origen africano, las cifras son contundentes y poca la eficacia de su promesa electoral: sólo un 5% (143). ¿Americanos? Otro 7,7%.

Dice además que los «datos» se ocultan. Sus palabras fueron que la ley de Violencia de Género «no combate la violencia contra la mujer y convierte en culpable o sospechosos a la otra mitad de la población. Que se investiguen de verdad porque se ocultan los datos de la nacionalidad de los agresores y la mayor parte de las agresiones de extranjeros. Eso se oculta», dice Abascal. Esos datos que en Vox no encuentran no sólo se divulgan en la casi totalidad de diarios cuando se hacen públicos, sino que los buscadores de internet, como Google, colocan en sus primeras posiciones las conclusiones del INE. Aquí un enlace donde se puede comprobar que las cifras existen y le desmienten.

Si Abascal quisiera extender la estigmatización del extranjero al resto de delitos cometidos en España, traducidos en las 285.336 condenas de 2017, también sería desmentido por la realidad. La mayor parte de los condenados, establecen las estadísticas, fueron de nacionalidad española (77,3%). Ahora bien, todo bulo se basa en una media verdad: la tasa por cada 1.000 habitantes de condenados extranjeros casi triplicó la de españoles (17,6 por 6,4, respectivamente). Pero aquí tampoco valdrían las políticas de Vox para frenar la delincuencia, pues el 33% de aquéllos procedía de países comunitarios.

Más información

 

Fotos

Vídeos