El PP fuerza un pleno en el Senado sin Sánchez para que Sánchez se explique

Pleno de este jueves en el Senado en el que se observa en primer plano la bancada vacía del Gobierno./EFE
Pleno de este jueves en el Senado en el que se observa en primer plano la bancada vacía del Gobierno. / EFE

El resto de grupos censura el empeño por mantener una sesión sobre la negociación con Torra pese a estar el presidente en Davos

Paula De las Heras
PAULA DE LAS HERASMadrid

El Senado vivió este jueves una de las sesiones más esperpénticas que se recuerdan: un pleno concebido para escuchar a Pedro Sánchez, pero sin Pedro Sánchez. Ni siquiera el hecho de verse solo frente a los reproches del resto de grupos parlamentarios sirvió para que el PP se apeara de su empeño. Su objetivo era cargar contra el jefe del Ejecutivo por haber abierto una «vía de diálogo» con la Generalitat y, para hacerlo, tanto le daba que éste estuviera presente o que no. «Hay una voluntad expresa de ocultar una negociación que en estos momentos existe», adujo el portavoz popular en la Cámara alta, Ignacio Cosidó.

El pleno -solicitado en origen para que Sánchez hiciera público de una vez por todas el documento con 21 exigencias que le entregó Quim Torra el pasado 20 de diciembre- estaba condenado al fracaso desde el primer día. Ya cuando se fijó se sabía que el jefe del Ejecutivo estaría asistiendo al Foro económica de Davos. Aun así, el partido de Pablo Casado, que posee mayoría absoluta en el Senado, decidió mantenerlo. El PSOE no ha ofrecido fecha alternativa y, según reprochó Cosidó, ningún miembro del Ejecutivo apareció en la Junta de Portavoces donde se decidía el orden del día.

En el Gobierno replican que Sánchez ya ha dejado claro que no dio carta de naturaleza al texto entregado por Torra, supuestamente en contra del criterio de sus socios de Gobierno de Esquerra y el PDeCAT, que para él es solo un «monólogo» y que no le quiere dar mayor entidad con una comparecencia como la que exige el PP. Pero Cosidó dejó claro que volverá a la carga y que, si sigue sin atenderse su llamada, su grupo votará la reprobación del jefe del Ejecutivo, un gesto simbólico y sin consencuencias prácticas.

LAS FRASES

Ignacio Cosidó - Portavoz del PP.
«Sánchez se tenía que haber levantado de la mesa cuando Torra le dio la lista con 21 exigencias»
Ander Gil - Portavoz del PSOE.
«Respetamos más que ustedes esta Cámara. Sánchez ha comparecido dos veces ¿Rajoy? Cero»

El portavoz popular ignoró además lo que, desde la tribuna, le espetaron todos y cada uno de los portavoces del resto de partidos. Incluso Ciudadanos, que comparte la exigencia de que Sánchez aclare de qué habló exactamente con el presidente catalán, tildó la operación de este jueves de «chapuza». «Han estado años pactando con los nacionalistas y haciendo la vista gorda en Cataluña porque les convenía, y se creen que montando este paripé se nos olvidan años de cesiones», recriminó Lorena Roldán.

«Mala fe»

«Están haciendo una utilización partidista de una institución ya muy cuestionada», advirtió el representante del PNV, José María Cazalis. «Nos hacen venir a Madrid a participar en su circo. Esto es robar el dinero de los contribuyentes, pero ya sabemos que a ustedes robar no les importa mucho», censuró el de Compromís, Carles Mulet. «Esto denota mala fe y es un troleo a los ciudadanos», reprochó Jon Iñarritu, de EH Bildu.

El líder de Podemos en la Comunidad de Madrid, Ramón Espinar, fue un poco más allá y cargó contra Cosidó por su vinculación con la 'operación Kitchen' y la supuesta contratación del comisario Villarejo, cuando él era director general de la Policía, para sustraer a Luis Bárcenas información del caso Gürtel sensible para el PP. «Yo creía que iba a dimitir por lo que hizo, pero veo que está acumulando méritos», dijo.

Esa fue también la línea de ataque del PSOE, que abanonó el hemiciclo en bloque (también lo hicieron ERC y Bildu) cuando el popular tomó la palabra. «Entiendo que su medio natural han sido las cloacas del Estado, pero esto es el Senado de España y no su gabinete de crisis», espoleó el socialista Ander Gil. «Es usted quien debería comparecer y hacer caso a las voces que, desde su partido, le muestran la puerta de salida», añadió en alusión a unas recientes declaraciones de la vicesecretaria de Programas del PP, Andrea Levy.

Gil defendió además que no se puede acusar al PSOE de ignorar las funciones de control del Senado porque ya ha comparecido en la cámara dos veces desde que llegó a Moncloa. «¿Cuántas lo hizo Rajoy? Cero», dijo.

Más información: