La ponencia de Memoria se vuelve a reunir sin acuerdos

Imagen de archivo de una reunión de la Ponencia. /Josy Chavarri
Imagen de archivo de una reunión de la Ponencia. / Josy Chavarri

Los grupos evidencian sus discrepancias y solo logran pactar la fecha de la siguiente reunión, el viernes día 15

JORGE SAINZ

La ponencia de Memoria y Convivencia del Parlamento vasco ha vuelto a reunirse este lunes, marcada por las discrepancias entre los grupos y las dificultades para avanzar. En principio, la cita ha terminado sin nuevos acuerdos relevantes y con el único pacto de la fecha del siguiente encuentro, que tendrá lugar el viernes día 15. Los partidos llegaban a la reunión de hoy con la ponencia en dificultades debido al choque entre EH Bildu y el PSE. Los socialistas exigen a la coalición abertzale que considere «injusta» la violencia de ETA y la entente soberanista no quiere entrar en una batalla de términos que considera que solo busca dañarle.

Los representantes de PNV, EH Bildu, Elkarrekin Podemos y el PSE se han reunido a las once de la mañana, a puerta cerrada, en la sede de la Cámara de Vitoria. El PP sigue sin participar de este foro. Se trata de la primera reunión del año y se ha centrado en analizar las aportaciones y enmiendas al texto base presentado por la presidenta, Ana Oregi (PNV). Unas aportaciones que revelaron las dificultades para evitar que la ponencia entre en barrena. De hecho, se han visibilizado las discrepancias de varios grupos sobre los documentos que están encima de la mesa y el encuentro ha concluido sin definir el rumbo que tomará este foro.

Los partidos se han esforzado este lunes en mantener viva la ponencia. Y aunque no han logrado avances en los temas de calado, como la valoración del pasado de violencia de ETA, al menos han logrado celebrar un nuevo encuentro, el día 15, antes de que la precampaña contamine todo.

Al término de la reunión, ninguno de los portavoces de los distintos grupos parlamentarios ha hecho declaraciones a los medios sobre el desarrollo de la reunión con el argumento de que tienen un acuerdo para no hacer públicos los asuntos que se tratan.

Día Europeo de las Víctimas del Terrorismo

De hecho, los grupos de la ponencia de paz están expectantes ante el desarrollo, este lunes 11 de marzo, Día Europeo de las Víctimas del Terrorismo. El pasado año hubo una gran polémica al no suscribir EH Bildu el lema de la convocatoria del lehendakari, Iñigo Urkullu, que se centraba en la «injusticia» de la violencia.

En principio, la presidenta de la ponencia y el PNV apoyaban un texto base que reconociera que la violencia de ETA fue un error, reclamaba otra política penitenciaria, y medidas para la convivencia futura y la memoria de todos los afectados. Elkarrekin Podemos estaba a favor de la mayoría de esta propuesta, mientras EH Bildu echaba en falta más menciones a las víctimas de torturas o «terrorismo de Estado». El PSE reclamaba, por su parte, una mayor contundencia en el reflejo de lo que supuso la amenaza y la «persecución» que sufrieron por ETA.

De hecho, fuentes parlamentarias han desvelado que durante la reunión se han visibilizado las diferencias que existen entre los dos partidos socios del Gobierno vasco, PNV y PSE, en torno al documento síntesis que elaboró Oregi sobre los trabajos de la ponencia. Además, el documento hecho público por la líder del PSE, Idoia Mendia, en enero que pedía que en las conclusiones de la ponencia quedara clara «que no hubo razón para la violencia de ETA». Una posición que EH Bildu interpretó como un ataque y un intento de «reventar la ponencia». La coalición apuesta por otras fórmulas que superen el esquema de «justo» o «injusto», y defiende modelos que reconozcan que ha habido «sufrimiento en las dos partes y que todos los sufrimientos forman parte también de nuestro sufrimiento».

La ponencia se constituyó el 8 de marzo de 2017 con la intención de buscar amplios acuerdos en torno a las víctimas, la memoria, la política penitenciaria, la convivencia y los derechos humanos. Un foro similar se creó durante la pasada legislatura pero quedó bloqueado al negarse a participar en ella el PSE, PP y UPyD debido a la negativa de EH Bildu de exigir la desaparición definitiva de ETA y de reconocer la injusticia de la violencia de la banda.

Antes del verano concluyó la fase de las comparecencias que cada grupo propuso y por la ponencia pasaron víctimas del terrorismo y de abusos policiales, familiares de presos de ETA y expertos en derechos humanos, entre otros.