La policía encuentra armas en la vivienda del grafitero gallego que pintó más de 500 paredes

Durante el registro en el domicilio de Coas, se le intervinieron armas de fuego, una placa de policía simulada, grilletes y munición, entre otros efectos, por lo que se ha decretado su ingreso en prisión. La gota que colmó el vaso llegó en mayo, cuando, a pesar de haber sido advertido de todas las consecuencias económicas y administrativas que suponía su actitud, llenó de grafitis las galerías de Os Castros, que habían sido limpiadas un mes antes.