Podemos aún espera una llamada de Sánchez para sentarse a negociar

Pablo Echenique. /Efe
Pablo Echenique. / Efe

La formación de Pablo Iglesias insiste en que la única salida posible al bloqueo político es el Gobierno de coalición

Ander Azpiroz
ANDER AZPIROZMadrid

La contundente reacción de Pedro Sánchez a la convocatoria de la consulta para que las bases elijan el sentido del voto en la investidura ha causado sorpresa en Podemos. En las filas moradas recuerdan que la votación era un requisito conocido, por lo que el candidato socialista no tiene razón para molestarse por la convocatoria, por mucho que esta fuera anunciada sin previo aviso y en medio de las negociaciones para formar Gobierno. «En Podemos siempre ha sido así: las decisiones importantes están bajo el control de la gente«, se argumenta desde la formación.

Pese al tono del presidente en funciones, el partido de Pablo Iglesias no pierde la esperanza de que se pueda reconducir la situación. «Estamos un poco sorprendidos por la dureza del presidente pero confiamos en que al final va a haber acuerdo y nos gustaría que fuera en julio», ha destacado hoy Pablo Echenique.

La votación dio comienzo el viernes y concluirá el jueves, pero se da por descontada la victoria de la opción que aboga por un Gobierno de coalición sin aceptar vetos del PSOE a los ministros que proponga Podemos. Es la que apoya Iglesias, y él nunca ha perdido una consulta interna. Una vez el secretario general reciba el respaldo de los inscritos, a Sánchez no le quedará más remedio que abrir los puertas del Consejo de Ministros a dirigentes de la formación morada, según ha sostenido en La Sexta Echenique, uno de los nombres que podría poner su partido para ocupar una cartera.

A diferencia de Sánchez, en la formación que lidera Iglesias no se dan por rotas las negociaciones. Echenique ha asegurado estar preparado para reunirse en 15 minutos con los socialistas si el candidato socialista descuelga el teléfono para solicitar que den comienzo las conversaciones. «Confiamos en que el PSOE vuelva al talante negociador», ha señalado el dirigente podemista.

El secretario de Acción de Gobierno, Institucional y Programa de Podemos considera que la coalición, que según ha destacado se da en 20 de los 28 países de la Unión Europea, es la única salida al actual bloqueo político, porque Sánchez no se arriesgará a una nueva convocatoria electoral ni PP y Ciudadanos se abstendrán en la investidura.

Las respuestas

No se considera en Podemos que, tal y como han denunciado Sánchez o la dirigente anticapitalista Teresa Rodríguez, las dos respuestas que se ofrecen a la militancia en la consulta se hayan redactado con el ánimo de dirigir a los inscritos a la opción que defiende la cúpula del partido.

Echenique mantiene que se eligieron de una forma «muy cuidadosa» y defiende que la última oferta socialista, que incluía ministros de Podemos de perfil técnico, va incluida en la opción que apuesta por permitir «un Gobierno diseñado únicamente por el PSOE».

Menos diplomático se ha mostrado Juan Carlos Monedero. El último de los cofundadores que permanece al lado de Iglesias calificó de «chantaje» la actitud de Sánchez de cara a la investidura.

El profesor de Ciencia Política ha recordado que el PSOE no tiene mayoría absoluta para imponer un Ejecutivo monocolor. También que, cuando el ahora presidente en funciones pactó con Ciudadanos en 2016, aceptó dar la vicepresidencia a Albert Rivera. Justo lo contrario de lo que hace ahora con Iglesias.