Podemos se abre a negociar las Cuentas pero pide al Gobierno cambios en su modelo, «no tiritas»

El consejero Azpiazu saluda al líder de Podemos Euskadi, Lander Martínez. /Blanca Castillo
El consejero Azpiazu saluda al líder de Podemos Euskadi, Lander Martínez. / Blanca Castillo

Lander Martínez supedita un posible pacto presupuestario a que el Ejecutivo también consensúe otras leyes, como la de cambio climático que llegará a final de año al Parlamento

Octavio Igea
OCTAVIO IGEAVitoria

Elkarrekin Podemos quiere ver las cifras definitivas del Presupuesto antes de fijar una posición, pero la primera reunión que sus portavoces han mantenido este miércoles con el consejero de Hacienda, Pedro Azpiazu, se ha cerrado con la disposición de la coalición a seguir negociando. Hay diferencias de calado con los objetivos del Ejecutivo, pero también puntos de acuerdo. Y esto es una novedad respecto a cursos previos en los que las discrepancias eran prácticamente insalvables.

Tras una reunión de 50 minutos, el portavoz de Elkarrekin Podemos ha dejado la puerta abierta a seguir hablando con el Gabinete Urkullu. Eso sí, ha reclamado un cambio en el modelo económico del Ejecutivo «y no tiritas». Si el PP ha dado prioridad a una reforma fiscal, la coalición reclama modificaciones sociales en los futuros Presupuestos que palíen la brecha territorial. «Las diferencias entre territorios y entre entornos urbanos y rurales sigue siendo muy grande», ha dicho Martínez, cuya formación también reclama al Ejecutivo que prepare al territorio para la desaceleración económica que auguran los indicadores. «No estamos en 2008, hay mucha gente en situación precaria así que hay que ayudar».

Aunque considera que las directrices económicas son «solo palabras» -el Presupuesto no se conocerá hasta después de verano-, Lander Martínez se ha congratulado de que el proyecto económico vaya a aplicar la perspectiva de género y contemple medidas contra el cambio climático, dos de los grandes leitmotivs de la labor política de Elkarrekin Podemos. En ese sentido, el portavoz ha advertido de que la negociación de las Cuentas no es un proceso estanco y ha deslizado que un futuro pacto con PNV y PSE pasa por acordar también respecto a leyes como la de cambio climático que el Ejecutivo remitirá al Parlamento a final de año. La norma es, ha dicho Martínez, «muy conservadora».