peligroso encontronazo

El pronunciamiento de Olano induce a pensar en la existencia de diferencias estratégicas relevantes en el PNV

peligroso encontronazo
Alberto Ayala
ALBERTO AYALA

El PNV tiene problemas en casa. Las declaraciones realizadas ayer por el diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano sobre la reforma del Estatuto pactada con EH Bildu, abiertamente opuestas a lo expresado por el lehendakari Urkullu y por Ortuzar, lo confirman.

Si estamos ante una colisión aislada o ante un problema de más recorrido es algo que sólo podremos constatar con el tiempo. A día de hoy lo único evidente es que se ha producido un encontronazo que puede resultar muy peligroso para los peneuvistas.

Seguimos sin saber a ciencia cierta las razones por las que el PNV pactó con la izquierda abertzale unas bases de autogobierno de corte netamente soberanista. Bases que Olano calificó ayer como «irrenunciables» después de que el lehendakari y el presidente del EBB se mostraran abiertos a retocar a la baja para sumar al acuerdo a Podemos y a los socialistas. Ello abriría unas posibilidades de que Euskadi cuente con un nuevo Estatuto hoy inexistentes.

Me cuesta creer que el portavoz parlamentario jeltzale, Joseba Egibar -cabeza visible del sector más soberanista de la organización, al que también pertenece el diputado general de Gipuzkoa, un político cuyas aspiraciones no terminan en su territorio- desoyera las órdenes del partido y fuera con EH Bildu más lejos de lo que se le había ordenado. Por muchas cosas. También porque el otro hombre fuerte del PNV en la Cámara de Vitoria es Iñigo Iturrate, persona de la máxima confianza del EBB.

Tiendo a pensar, como ya he escrito en otras ocasiones, que Sabin Etxea escrutó hace unos meses con detenimiento la realidad política española y concluyó que las posibilidades de lograr avances importantes en el autogobierno vasco eran más que limitadas dada la correlación de fuerzas y las posiciones de PP y Ciudadanos. En ese contexto, mejor marcar perfil abertzale ante el principal competidor electoral, EH Bildu.

¿Qué ha movido a Urkullu y a Ortuzar a abogar por reintentar el pacto con podemitas y socialistas, pacto hasta ahora imposible?¿La inquietud que ha originado en la política española el acuerdo entre abertzales, en un momento en el que incendio catalán está lejos de quedar sofocado, como anoche volvió a evidenciar el president Quim Torra, quien insistió en Barcelona en que la única salida es un referéndum de independencia? ¿Que la llegada de Pedro Sánchez a La Moncloa, con el decisivo apoyo peneuvista, reabre las posibilidades de incrementar el autogobierno vasco? ¿Ambas a la vez?

Tras lo ocurrido ayer, lo lógico es que el PNV intente dejar atrás cuanto antes un encontronazo que confirma las serias diferencias estratégicas existentes en se seno. El tiempo juega en su favor.

El Parlamento elegirá esta semana a los expertos propuestos por los partidos con representación en la Cámara para que confeccionen un anteproyecto de Estatuto a partir de las bases aprobadas en la ponencia y las objecciones de los grupos discrepantes. Con ello el debate quedará hibernado durante meses.

La incógnita es si se exigirá a los expertos ser escrupulosos con lo pactado, como parecería lógico, o no. Da toda la impresión de que la dirección jeltzale no vería con malor ojos que los catedráticos pulieran las bases y les hicieran así parte del trabajo. Justo contra lo que ayer alertó Markel Olano. En línea con lo dicho por Arnaldo Otegi.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos