El 8-M paralizará el Parlamento vasco

36 parlamentarias secundarán la huelga de mañana./EL CORREO
36 parlamentarias secundarán la huelga de mañana. / EL CORREO

Aforadas y aforados de PNV, EH Bildu, Elkarrekin Podemos y PSE no asistirán al pleno de mañana provocando su suspensión. No verán reducido su salario porque no tienen derecho a la huelga

Octavio Igea
OCTAVIO IGEA

Era un secreto a voces desde hace algunos días y hoy se ha confirmado. Las reivindicaciones del 8-MM van a conseguir parar el Parlamento vasco, un hecho inédito. La Cámara de Vitoria se va a ver obligada a suspender el pleno de control programado para mañana por la falta de quórum. A la ausencia de las aforadas de PNV, EH Bildu, Elkarrekin Podemos y PSE se van a sumar la de varios aforados de diferentes formaciones, lo que dejará la sala de sesiones medio vacía. Y así, no hay pleno. En todo caso, el plante no tendrá un efecto directo en el salario de parlamentarios y parlamentarias: al no tener reconocido el derecho a la huelga no se les descontará cantidad alguna de la nómina.

Según el reglamento del Parlamento, la convocatoria de un pleno requiere que se encuentren sentados en sus escaños al inicio de la sesión la mitad más uno de los aforados. Esto es, que 38 de los 75 asientos del Legislativo de Vitoria estén ocupados. Esto no ocurrirá mañana ya que son 36 las parlamentarias que ya han anunciado que secundarán la huelga convocada, entre ellas la propia presidenta de la Cámara, Bakartxo Tejeria. Y a ellas se unirán varios compañeros, que no asistirán a la sesión por diferentes razones: Kerman Orbegozo (PNV) acaba de ser padre y se ha acogido al permiso de paternidad, Peio Urizar (EH Bildu) tiene previsto participar en un congreso y algunos aforados más de Elkarrekin Podemos se quedarán en casa para atender a familiares y permitir que el paro de mañana «se visibilice».

El Parlamento vasco cuenta actualmente con 40 mujeres ocupando escaños por los 35 que están en manos de hombres. No es la primera legislatura en la que las mujeres son mayoría en la Cámara, pero sí el periodo en el que mayor número hay. Las multitudinarias reivindicaciones del 8-M ya coincidieron el año pasado con la celebración de un pleno en el Parlamento, aunque la sesión se celebró. La participación de las aforadas del PP –este año también acudirán– y las del PNV hizo que existiera quórum. No participaron las representantes de EH Bildu, Elkarrekin Podemos y PSE. En ese caso, las formaciones anunciaron que la parte correspondiente del salario de todas ellas (23 mujeres) se destinó a causas feministas y altruistas.

Aunque se hubiera celebrado el pleno de control de mañana, los partidos ya habían adoptado medidas para hacer notar la huelga convocada. Por ejemplo, PNV, EH Bildu y PSE habían registrado preguntas al Gobierno que iban a ser leídas exclusivamente por hombres. Justo al revés, el grupo de Elkarrekin Podemos ha hecho que todas sus aforadas tuvieran voz en la sesión de mañana. Y como ninguna iba a acudir la idea era que fueran leídas en voz alta por la Mesa de la Cámara pero que ninguna de las impulsoras saliera a desarrollarlas a la tribuna.

Más información