Ortuzar reclama en Barcelona una sentencia del 1-O «suave» para «restañar heridas»

Andoni Ortuzar, este martes en uno de los actos previos a la Diada/@andoniortuzar
Andoni Ortuzar, este martes en uno de los actos previos a la Diada / @andoniortuzar

El presidente del PNV, invitado del PDeCAT en la Diada, avisa de que la «solución política» al «conflicto» catalán solo llegará si hay «diálogo y negociación democrática»

Olatz Barriuso
OLATZ BARRIUSO

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, ha reclamado este miércoles en Barcelona una sentencia «suave y entendible» en la causa abierta por el 1-o porque, a su juicio, la puesta en libertad de los dirigentes del 'procés' ayudaría a «restañar heridas» y a encauzar una «solución política» al «conflicto» catalán que, según el líder del EBB, solo llegará «por la vía del diálogo, la negociación democrática y el acuerdo». Ortuzar participa, acompañado por el burukide Joseba Aurrekoetxea y como invitado del PDeCAT, en los actos de una Diada que ha definido esta mañana como «de tensa espera» ante la inminencia del fallo del Tribunal Supremo, que se espera para mediados de octubre.

Para Ortuzar, una sentencia «justa» que no acarreara penas de cárcel para los dirigentes soberanistas procesados ayudaría a «desandar muchos kilómetros de camino mal andado» porque «pondría en la calle» a personas que son «un activo» para resolver la cuestión catalana que, ha insistido, requiere «respeto a la voluntad de la ciudadanía». No obstante, el líder del EBB ha reconocido, en una entrevista anterior en 'Onda Vasca', que no es precisamente optimista al respecto.

Tras charlar ayer «con todo el arco soberanista catalán» en los actos celebrados en el Fossar de las Moreras -la plaza donde se recuerda a los caídos en la defensa de la ciudad en 1714-, Ortuzar se ha mostrado convencido de que «hay necesidad de que enfrente haya alguien que quiere dar una solución política a la cuestión catalana y con acuerdo» pero, a la vez, ha lamentado que las elecciones del 10-N, que da por seguras, vayan a hacer «perder otros seis meses» para abordar el diálogo con Cataluña. El presidente del PNV ha insistido en que no ve posibilidades de acuerdo entre Pedro Sánchez y Pablo iglesias: «Las cosas han ido a peor. Ninguno de los dos quiere ser el malo de la película», ha analizado, convencido de que «en los cuarteles generales» de PSOE y Podemos se preparan ya las elecciones.

El líder del EBB, que ayer compartió velada con el presidente del PDeCAT, David Bonvehí, y otros exconvergentes como Artur Mas y Marta Pascal, apartada por Puigdemont, ha reconocido asimismo la «pugna» que se vive en el seno del soberanismo catalán entre una ERC que está «apretando mucho y moviéndose en otra longitud de onda, en Madrid y en Barcelona» y el resto de fuerzas independentistas «que salieron un poco tocadas de los pactos electorales municipales. A su juicio, la incertidumbre sobre la fecha y el desencadenante de las próximas elecciones tampoco ayuda a serenar un clima político mediatizado por la cercanía del fallo judicial.