Nueve de cada diez vascos tenían decidido el voto antes de la campaña

Nueve de cada diez vascos tenían decidido el voto antes de la campaña

Un estudio postelectoral del Gobierno vasco destaca cómo el PNV y EH Bildu tienen el electorado más fiel

DAVID GUADILLABilbao

Nueve de cada diez vascos tenían decidido a quién votar el pasado 28 de abril antes de que arrancase la campaña electoral. Mientras en el resto de España el porcentaje de indecisos se mantuvo en cifras muy elevadas hasta prácticamente el momento en que se abrieron las urnas, en Euskadi la tendencia fue justo la contraria, según un estudio postelectoral elaborado por el Gobierno vasco. Un 87% de los encuestados señaló que el sentido del voto lo tenían fijado mucho antes del 28-A. La cifra sobresale sobre todo si se tienen en cuentan los datos de 2016, cuando un 22% de los ciudadanos no se decantó por ninguna formación hasta los últimos días.

La encuesta fue realizada a través de 880 entrevistas telefónicas realizadas entre el 29 de abril y el 1 de mayo. Los resultados marcan una diferencia clara entre el escenario vasco y el del conjunto del Estado. Poco antes de arrancar la campaña, el CIS situaba el porcentaje de indecisos alrededor del 40%. Estudios posteriores rebajaron esa cifra, pero aun así se mantenía en tasas por encima del 20%. El trabajo hecho público hoy por el Ejecutivo autónomo certifica que el electorado de Euskadi tenía las cosas mucho más claras, que existe una mayor fidelización en el voto y que es menos permeable a los vaivenes de una campaña intensa y en la que los debates televisivos parecían haber sido determinantes.

El sondeo señala que el 87% de los encuestados eligió la papeleta que iba a depositar en las urnas antes de que arrancase la campaña electoral, un 9% durante la misma, un 1% durante la jornada de reflexión y otro 3% el mismo 28 de abril. Si se compara con el estudio que se realizó tras los comicios del 26 de junio de 2016, las diferencias son llamativas. Entonces, 'solo' el 78% de los preguntados aseguraba haber tenido claro el voto mucho antes de que se pusiese en marcha la campaña. Y los resultados que salieron de las urnas parece que han contentado a la mayoría de los vascos: el 81% se muestra satisfecho con la victoria del PSOE, mientras que apenas un 7% se alegró del triunfo del PP en 2016. La opción que más gusta a los vascos para que se conforme un Gobierno es la del PSOE con Podemos (48%).

La encuesta también dibuja el escenario que se puede dar en apenas tres semanas en los comicios forales. Los preguntados recalcan que un 69% de ellos votará al mismo partido. Aunque ese grado de apoyo sin fisuras varía en función de la formación. Los grandes beneficiados en este sentido son los grupos abertzales. El 88% de los que apoyaron a EH Bildu en abril también lo harán en mayo, una cifra que en el caso del PNV será del 87%. Más volátil es el caso de PSE, Podemos y el PP. Los socialistas tienen garantizado el aval del 29% de quienes les votaron, la formación morada el 26% y los populares, el 22%.