La nueva ministra de Hacienda, sobre el Cupo vasco: «Debe ser transparente»

La nueva ministra de Hacienda, María Jesús Montero tras tomar posesión ante el Rey./
La nueva ministra de Hacienda, María Jesús Montero tras tomar posesión ante el Rey.

María Jesús Montero protestó desde Andalucía por el último acuerdo entre el Gobierno Urkullu y Montoro y lo consideró «un privilegio»

ANTÓN LAFUENTE

La nueva ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha dicho este jueves que la cuestión del Cupo vasco, sobre el que en el pasado ha mostrado reticencias, «debe ser transparente» y que «habrá que verlo en su momento», pero que por ahora la configuración de los Presupuestos de 2018 «se va a respetar».

En su etapa como consejera del Gobierno andaluz presidido por Susana Díaz, María Jesús Montero envió una carta al ministro Montoro exigiendo que se recalculara el Cupo vasco para evitar que fuera «un privilegio». Lo hizo sólo un día después del acuerdo alcanzado por el Gobierno de Urkullu con la Administración central.

La nueva ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha afirmado que las comunidades autónomas han tenido recursos «manifiestamente insuficientes» en los últimos años y ha abogado con respecto al Cupo vasco porque se explique de forma clara cómo se realizan sus cálculos.

«Se tiene que explicar de forma transparente cómo se hacen los cálculos. Nunca se ha aplicado de forma exhaustiva de qué manera se valoran los servicios que presta el Estado, es importante que se tenga en cuenta en este momento que vivimos», ha enfatizado la nueva ministra con respecto al cálculo del Cupo. Montero ha recordado, no obstante, que desde el PSOE siempre se han manifestado a favor del Concierto, pero ha insistido en que hay que hacerlo de forma «transparente».

En declaraciones a Cuatro, María Jesús Montero ha señalado que hay una «constatación objetiva» de que las comunidades autónomas no han tenido recursos suficientes, sino «manifiestamente insuficientes» para el desarrollo de sus competencias en un momento de «vital importancia».

La nueva ministra de Hacienda ha marcado que la mejora de la financiación de las autonomías será una de las cuestiones fundamentales de la agenda del nuevo Gobierno, por lo que ha abogado por poner a los ciudadanos en el centro y hablar más de ciudadanos que de territorios para poder alcanzar consensos.

, Montero ha insistido en que el Cupo vasco que «es una cuestión que habrá que verla en su momento», si bien ha insistido en que en la actualidad la configuración de los Presupuestos «se va a respetar». «Ese debate está superado, hay que hablar del momento posterior y empezar a hablar de qué va a ocurrir con las cuentas públicas de 2019, cómo se va a comportar la recaudación y cuáles van a ser las prioridades de gasto», ha agregado.

Además, ha asegurado que «la visión de Estado hacia las autonomías no siempre ha estado presente y mucho menos en los tiempos del Gobierno de Rajoy», por lo que ha defendido que «si se pone a los ciudadanos en el centro del debate y no a los territorios habrá consenso». «He conocido, he desarrollado, sufrido y gozado de estar en primera línea en un Gobierno autonómico», ha recordado.

La nueva titular de Hacienda ha abogado por plantear criterios de equidad y el reparto «justo» de todos los recursos para que los ciudadanos se beneficien del Estado de bienestar, algo que «va a presidir el debate».

El PP vasco, en contra

Por su parte, la vicesecretaria del PP vasco y portavoz de los 'populares' en las Juntas Generales de Álava, Ana Morales, ha considerado «una mala noticia» el nombramiento de la nueva ministra de Hacienda, María Jesús Montero, porque «cuestiona el Concierto vasco», y ha asegurado al PNV que «echarán de menos la lealtad del Gobierno de Mariano Rajoy y de Cristóbal Montoro hacia el sistema de Concierto vasco».

Morales, ha mostrado este jueves su preocupación por el nombramiento de Montero, «una de las voces más críticas del PSOE en contra del sistema de Concierto y de la aprobación de la nueva Ley de Cupo».

La portavoz 'popular' ha censurado que Montero considera «un privilegio» el Cupo Vasco y ha acusado al PNV de «propiciar» este nombramiento, que «genera incertidumbre y una gran preocupación en relación con los derechos históricos de los territorios vascos».