El PP negocia ya con el Gobierno vasco su apoyo a la subida salarial de los funcionarios

El presidente del PP vasco Alfonso Alonso, este lunes en rueda de prensa./Manu Cecilio
El presidente del PP vasco Alfonso Alonso, este lunes en rueda de prensa. / Manu Cecilio

Los populares exigirán a cambio de su 'sí' una mejora sustancial de la financiación de los colegios concertados, que este miércoles inician 8 jornadas de huelga

Koldo Domínguez
KOLDO DOMÍNGUEZ

Tras el fiasco de sus negociaciones presupuestarias con EH Bildu, el Gobierno vasco busca ya entre la oposición un socio con quien poder aprobar las modificaciones legislativas necesarias para aprobar las partidas que estaban recogidas en su proyecto de Cuentas y en estos momentos se encuentran en un limbo a la espera de la tramitación parlamentaria. Por el momento, ya ha iniciado los contactos con el PP, partido con el que ya aprobó los Presupuestos de los dos últimos ejercicios y cuyo 'entendimiento' se rompió tras la moción de censura contra Mariano Rajoy apoyada por el PNV y el acuerdo de los jeltzales con EH Bildu para llevar a cabo una reforma soberanista del estatuto.

El consejero de Hacienda, Pedro Aspiazu, mantuvo a finales de la pasada semana conversaciones con los dirigentes del PP vasco para sondear su disposición a apoyar la ley que permitirá subir el sueldo a los funcionarios vascos un 2,25%. Esta será la primera propuesta que el Gobierno vasco lleve al Parlamento vasco en febrero –enero es inhábil–. Los populares se han mostrado abiertos a alcanzar «acuerdos puntuales» para sacar adelante determinadas leyes y ya han transmitido a Urkullu cuáles serán sus exigencias para apoyar esta primera.

El PP vasco reclamará, entre otras contrapartidas, la mejora de las condiciones de financiación de la red de colegios concertados del País Vasco, en los que cursan sus estudios la mitad de los alumnos vascos. De esta manera, los populares proponen incluir en esa ley una partida adicional que haga llegar a estos centros más dinero público con el que mejorar las condicionales laborales de sus profesores. «Estos docentes prestan el mismo servicio público que los de la red pública pero lo hacen en peores condiciones. Se les exige más y se les paga menos. Y eso es inaceptable», ha reflexionado esta mañana el presidente de los populares vascos, Alfonso Alonso.

«Escasa atención»

Según el PP, el Gobierno vasco destina cada curso 9.000 euros a cada alumno de la red pública frente a los 5.000 de la concertada. Esta «desigualdad flagrante» de financiación se suple a costa del «esfuerzo de las familias» y los menores sueldos de los profesores. Para revertir esa situación y no cronificarla, el PP reclamará que el incremento de la financiación de los centros concertados vaya más allá del 2,25% generalizado para el sector público. «El Gobierno vasco ha demostrado escasa atención, dejadez y relación en este tema y ahora la responsabilidad es suya», ha afirmado Alonso.

Esta medida paliaría «poco a poco» la brecha salarial entre los docentes de una y otra red, que es una de las principales reivindicaciones que han llevado a los sindicatos del sector a convocar 8 días lectivos y consecutivos de paro en Euskadi. Más de 9.000 docentes están llamados a la huelga a partir del miércoles para lograr la mejora de sus condiciones laborales tras diez años sin convenio.

El PP cree que la propuesta que ha trasladado al Gobierno vasco respondería en parte a las reivindicaciones de los profesores y sería una vía de última hora para evitar la huelga, que afectará a 120.000 alumnos y sus familias. Por eso, Alonso ha realizado esta mañana una «llamada a la responsabilidad» a las partes en conflicto. En concreto, ha pedido aplazar los paros hasta comprobar cómo finaliza la negociación abierta ahora entre su partido y el Ejecutivo de Urkullu. «Actuaremos con exigencia y responsabilidad, pero queremos que se escuche a los profesores y a los padres», ha apuntado Alonso.