Una mujer que ha sufrido violencia de género es más vulnerable a caer en manos de otro maltratador

La mujer agredida en plena calle de Granada por un hombre que era su pareja actual, estaba protegida de otra pareja anterior. Una de cada 5 mujeres maltratadas confiesa serlo por varias parejas. Es una situación bien conocida por los expertos: a veces no se reconoce vivir la violencia, por razones emocionales, miedo, dependencia. Y la constumbre hace vivir con naturalidad una lacra que resulta mortal. A ello contribuye también que los maltratadores suelen ser protectores y engatusadores, sobre todo al principio de la relación. El sistema no ayuda, faltan expertos y medios para que logren recuperarse. A  veces tardan en hacerlo 3 años y con terapia especializada.