Hay motivos

El PNV debe pensar muy bien si le saldrá rentable respaldar los Presupuestos de Rajoy

Aitor Esteban saluda a Mariano Rajoy en el Congreso./AFP
Aitor Esteban saluda a Mariano Rajoy en el Congreso. / AFP
Braulio Gómez
BRAULIO GÓMEZ

Hay motivos para no apoyar los Presupuestos Generales del Estado. Sobre todo, si eres nacionalista vasco. El PNV, cuyos votos son fundamentales para sostener al Gobierno de Mariano Rajoy, se fijó en la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña. Esta es la única línea roja a la que se ha agarrado el PNV para negarse incluso a negociar nada con los representantes del Ejecutivo del PP. Si observamos el contexto político y el mismo contenido de los Presupuestos, se pueden encontrar argumentos suficientes para que el PNV rechace este proyecto. Razones sociales, territoriales y de regeneración democrática:

1) Las motivaciones sociales: la mayoría de la ciudadanía vasca, a través de sus representantes en el Parlamento de Vitoria, ha manifestado su rechazo a dichos Presupuestos por ser antisociales, por perjudicar a Euskadi y por no garantizar que las pensiones se actualicen conforme al IPC y que las más bajas se sitúen por encima del umbral de pobreza. Desde el propio Gobierno vasco se apoya esta declaración a través del socio pequeño de la coalición, el PSE. Los Presupuestos son calificados de una austeridad extrema, fomentadores de la desigualdad social y ensanchadores de la brecha existente entre ricos y pobres. La identidad vasca que el PNV ha contribuido a construir tiene un componente social que no cabe en el modelo social y económico que subyace detrás de los Presupuestos del Partido Popular y de Ciudadanos.

2) Las motivaciones territoriales: la política desarrollada por el Partido Popular para solucionar el conflicto de Cataluña ha abierto la veda para la persecución y represión de las ideas nacionalistas que no sean españolas. Quizás lo más extremo no sea la aplicación del 155 y la anulación subsiguiente de la autonomía catalana. Hoy hay líderes políticos pacíficos en prisión pendientes de juicio. Una situación injusta que siempre ha reconocido el PNV. Se ha vulnerado la libertad de expresión, se han retirado derechos políticos y se ha posibilitado que los jueces sigan tutelando al Parlament legítimo de Cataluña. El escenario se complica con la competición entre Ciudadanos y el PP para demostrar su españolismo y centralismo, que no solo afecta a Cataluña sino al mismo modelo de país que defiende el PNV donde caben más naciones que la española.

3) Las motivaciones de regeneración democrática: el PNV ganó las últimas elecciones en Euskadi agarrado a un argumento exitoso: España es un desastre, desde Euskadi se hacen las cosas de otra manera. El 90% de la ciudadanía vasca cree que el Gobierno de Rajoy está salpicado por la corrupción. No se han asumido responsabilidades políticas al más alto nivel, ni por 'Gürtel' ni por 'Púnica'. Y en estos momentos en que los Presupuestos penden de un hilo, el presidente Rajoy se permite defender públicamente a Cristina Cifuentes cuando ha quedado evidenciado que ha mentido a la Asamblea de Madrid y a todos los ciudadanos a cuenta de su falso máster. Blanquear la corrupción del Partido Popular en este contexto choca con la ejemplar defensa de la dignidad y honestidad política que suele regir el discurso del PNV.

Casi todo el mundo dice que el PNV no va a tener ningún problema para justificar su apoyo junto a Ciudadanos al Gobierno del PP. Yo creo que todavía están a tiempo de no cometer su primer gran error como estrategas políticos.