Casi la mitad de los vascos piden beneficios para los presos etarras que se arrepientan

I. ORIO

El Euskobarómetro dedica un capítulo a la disolución de ETA, a los pasos que según los vascos deberían darse en favor de la reconciliación y a la situación de los presos de la banda terrorista. En este último apartado, casi la mitad de los encuestados se muestran partidarios de conceder beneficios de reinserción social a los reclusos que demuestren y expresen arrepentimiento. Frente a ellos, uno de cada cuatro opinan que estas medidas sólo deberían aplicarse a los internos que no tengan delitos de sangre. Mientras que otro 21% de los participantes en el sondeo –tras un retroceso de doce puntos en el último año– siguen «sin estar dispuestos a perdonar» y consideran que los etarras deben cumplir íntegramente sus penas, al margen de los delitos por los que hayan sido condenados.

La fragmentación social también surge cuando se pregunta los ciudadanos sobre si creyeron a ETA cuando emitió el comunicado en el que reconoció el daño causado pero sólo pidió perdón a una parte de las víctimas. El 37% de los entrevistados considera que la banda fue sincera –sobre todo entre los abertzales, entre los que el porcentaje alcanza el 51%– frente al 35% que sostiene que la banda buscó autoexculparse, opiniòn mayoritaria entre los no nacionalistas. Casi tres de cada diez vascos prefieren no pronunciarse o no tienen opinión al respecto. Sólo el electorado de EH Bildu defiende de forma mayoritaria (76%) la sinceridad de ETA en su pronunciamiento público.

El consenso es generalizado en muchos de los planteamientos políticos y sociales para cerrar el ciclo de la violencia en el País Vasco. El acuerdo es casi unánime sobre la necesidad de que «se haga justicia con las víctimas de ambos bandos» y alcanza porcentajes muy elevados al exigir a ETA que reconozca su error, que aclare la autoría de los más de 300 atentados sin resolver y en el convencimiento «de que no hay ni ha habido ningún conflicto que justifique el terrorismo». La discrepancia surge cuando se plantea a los encuestados la afirmación de que la banda «ha sido la principal responsable de la violencia que se vivió en el País Vasco».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos