La militancia del PSE avala de forma abrumadora la reedición del acuerdo con los jeltzales

La secretaria general del PSE, Idoia Mendia, votó en la agrupación de Abando, en Bilbao. /Pedro Urresti
La secretaria general del PSE, Idoia Mendia, votó en la agrupación de Abando, en Bilbao. / Pedro Urresti

La alianza fue ratificada por nueve de cada diez afiliados que acudieron a las urnas, que alcanzaron el 57% del censo

Koldo Domínguez
KOLDO DOMÍNGUEZBilbao

No ha habido sorpresas. Los militantes del PSE han respaldado por una amplia mayoría la decisión de la dirección del partido de reeditar el acuerdo global con el PNV para gobernar las instituciones vascas a nivel municipal y foral. Tal y como establecen los estatutos del PSOE aprobados en junio de 2016, la formación liderada por Idoia Mendia necesitaba recibir el visto bueno de sus afiliados antes de poder firmar oficialmente el pacto con los jeltzales. Estaban llamados a votar 5.188 simpatizantes, de los que finalmente el 57% ha acudido a lo largo de la jornada de hoy a alguna de las 90 agrupaciones donde se colocaron urnas.

El 90% de ellos (2.703) ha votado a favor de mantener el acuerdo que ambos partidos alcanzaron en 2015, mientras que los votos contrarios se han quedado en 266 (8,87%). Por territorios, el respaldo ha sido casi unánime en Álava (97%) y Gipuzkoa (96%), mientras que en Bizkaia los 'síes' han llegado al 81%.

Estos datos suponen un inequívoco aval a la tesis defendida por Mendia desde que llegara a la Secretaría General de que el partido debe estar presente en las instituciones para garantizar las políticas sociales y evitar una deriva soberanista del PNV. Y, personalmente, es un impulso para la líder socialista, que aspira a ser elegida en primarias candidata del PSE a la Lehendakaritza. En ese carrera interna, la corriente Izquierda Socialista –que rechaza el entendimiento con los nacionalistas– ha anunciado este jueves que presentará a su propio candidato, su coordinador, Santi Reyes.

Tras recibir luz verde por parte de las bases, nacionalistas y socialistas firmarán a lo largo de la jornada de mañana viernes de forma oficial el acuerdo. No está prevista una convocatoria pública ni fotografía oficial y, como ya ocurriera hace cuatro años, los encargados de sellar el pacto serán los 'números dos' de cada formación.

Ambos partidos llegarán de esta manera con un documento cerrado a la jornada del sábado, en la que se constituirán los ayuntamientos de todo el país. Como ya ocurriera hace cuatro años, el acuerdo global establece que cada partido apoyará al candidato del otro para que sea elegido primer edil cuando éste haya sido el más votado en las elecciones municipales. De igual modo, deberán respaldarse cuando alguno de los socios opte por la Alcaldía siendo la segunda fuerza. Y por último, ambas fuerzas se comprometen a dar estabilidad a los gobiernos locales durante toda la legislatura, sin opción de presentar mociones de censura o propuestas de reprobación.

Presión en Zigoitia

Uno de los ayuntamientos en los las suma PNV-PSE podría desbancar a la lista más votada es Zigoitia. EH Bildu ganó en esta localidad alavesa y logró cuatro concejales, los mismos que los jeltzales. De ahí que el edil del PSE será decisivo para decantar la Alcaldía. Los nacionalistas ya han mostrado su determinación a presentar su candidatura, por lo que, en virtud del acuerdo, recibirá el apoyo socialista. Este escenario ha provocado la reacción de la izquierda abertzale en Álava, que ha iniciado una campaña de presión sobre el concejal del PSE para tratar de que no secunde el acuerdo.