El PSE marca su terreno y defiende la pluralidad y la legalidad

El PSE marca su terreno y defiende la pluralidad y la legalidad

Mendia avisa a Urkullu que «de poco sirve» apelar a la diversidad si el nuevo estatus sólo recoge «las aspiraciones de una parte de la sociedad»

Iván Orio
IVÁN ORIOVITORIA

Los socialistas vascos han marcado su terreno y han defendido la pluralidad y la legalidad como los ejes sobre los que debe girar cualquier acuerdo en favor de la profundización del autogobierno. Su secretaria general, Idoia Mendia, ha defendido la presencia de su partido en el Ejecutivo autónomo y ha mostrado su disposición a reforzar la alianza con el PNV desde el respeto a lo pactado hace casi dos años. Pero, al mismo tiempo, ha establecido distancias con los jeltzales en el debate del nuevo estatus y ha dibujado al lehendakari las líneas rojas que en su opinión nunca se deben sobrepasar. Todo ello desde el convencimiento de que es «sobre lo que nos une» donde el PSE volcará sus esfuerzos.

Ha sido el de Mendia un discurso de marcado carácter político e institucional en la primera parte para detenerse a continuación en asuntos más a pie de calle, como la educación, la sanidad, las pensiones, los servicios sociales, las irregularidades en la OPE de Osakidetza... Pero el hilo conductor no ha variado, con alusiones constantes a la necesidad de la búsqueda de acuerdos entre diferentes como una de las señas de identidad de Euskadi y al papel de los socialistas en todos ellos. Tampoco ha olvidado mirar a Madrid, al Gobierno de Pedro Sánchez, para poner en valor su capacidad de «escucha» a las reivindicaciones de los diferentes territorios.

Pero Mendia ha reservado las palabras más directas para Iñigo Urkullu, a quien ha enviado dos mensajes muy claros: que encontrará siempre a los socialistas en un proyecto de convivencia que garantice la pluralidad y que, en lo relativo al autogobierno, «no se ha conseguido todavía el acuerdo entre los partidos». «Es lo primero que debemos ser capaces de constatar, en lugar de arrojar la pelota de responsabilidad a otros tejados. No es responsabilidad del presidente Sánchez arreglar lo que aquí no se ha sabido encauzar. Ese acuerdo tenemos que conseguirlo aquí, porque si de verdad asumimos que estamos en una sociedad muy plural, de lo que se trata es de integrar esas distintas formas de sentirnos vascos. Y no se ha hecho».

La dirigente socialista ha resumido en sus mensajes al lehendakari la posición, esta vez muy clara, de su formación sobre la reforma del Estatuto. «De poco sirve invitar al acuerdo si hoy ya se da por cerrado un modelo. De poco sirve apelar a la pluralidad si el modelo que se ofrece sólo recoge las aspiraciones de una parte de la sociedad (la nacionalista)», ha advertido. «Usted -ha continuado dirigiéndose a Urkullu- defiende un modelo confederal. Yo defiendo el federal. Y estamos en uno autonómico que sólo se puede cambiar si reformamos la Constitución. Si no es así, y lo sabe usted, lo que ahora plantea (el acuerdo de bases entre PNV y EH Bildu) sólo generará esa frustración de la que usted y nosotros queremos huir».

Más información