La maniobra de Heimlinch, es el método más efectivo para salvar a alguien que ha sufrido un atragantamiento

El tiempo es vital, cuando alguien sufre un atragantamiento. En cuatro minutos después de un episodio de asfixia, puede haber daños cerebrales, y en diez minutos las probabilidades de perder la vida son muy altas. La maniobra de Heilminch, es importante para salvar a la víctima. Una compresión fuerte debajo de las costillas, para sacar el aire de los pulmones y expulsar el objeto.