La madre de uno de los condenados de Alsasua, candidata de la coalición abertzale

Pintada en Alsasua (Navarra) con la cara de dos de los detenidos por la agresión a guardias civiles en 2016./EP
Pintada en Alsasua (Navarra) con la cara de dos de los detenidos por la agresión a guardias civiles en 2016. / EP

DAVID GUADILLA

Bel Pozueta, madre de uno de los jóvenes condenados por la agresión a dos guardias civiles y sus parejas en Alsasua la madrugada del 15 de octubre de 2016, será la cabeza de lista de EH Bildu por Navarra. Su hijo es Adur Ramírez de Alda, condenado a doce años de prisión.

Socióloga de profesión, Pozueta suele ser una de las portavoces habituales de los padres de los jóvenes condenados el pasado mes de junio por la Audiencia Nacional. El tribunal consideró que no había delito de terrorismo en la paliza que recibieron los dos agentes, aunque sí fueron condenados por atentado a los agentes de la autoridad, lesiones y amenazas. Las opciones de que salga elegida, en principio, no son demasiado altas. En los comicios de 2016, EH Bildu no obtuvo representación y se quedó muy lejos de lograrla. Los cinco escaños a los que tiene derecho Navarra se los repartieron entre UPN (2), Podemos (2) y PSN (1).

Periodista de 'Gara' y Matute

Ayer también se supo que la cabeza de cartel por Gipuzkoa será Mertxe Aizpurua. Periodista de 'Gara', fue su primera directora entre 1999 y 2004. Posteriormente, fue alcaldesa de Usurbil entre 2011 y 2016 y presidenta de Udalbiltza, la asociación de municipios vascos promovida por la izquierda abertzale. En su caso, su presencia en el Congreso durante la próxima legislatura está asegurada. Sustituye a Marian Beitialarrangoitia

En el caso de Bizkaia, salvo sorpresa de última hora, seguirá OskarMatute, el líder de Alternatiba. Varios dirigentes de la entente liderada por la izquierda abertzale apostaban por trasladar al Congreso a Jon Iñarritu, portavoz en el Senado. Pero esa opción parece descartada. Queda por saber también el nombre de quién liderará la plancha alavesa. Hace tres años fue Mikel Otero.