Las lluvias dejan más de cien litros por metro cuadrado en algunas zonas de Guipúzcoa

El agua que inundaba los rincones de Lezo hoy hay que buscarla en el recuerdo de los vecinos. Tras un fin de semana de intensas lluvias hoy apenas queda rastro de las inundaciones que impidieron a algunos caminar por la calle o incluso salir a la puerta de casa. Las calles que quedaron cubiertas de barro dejan ver, de nuevo, el asfalto un día después de que en algunas zonas de Guipúzcoa llegaran a acumularse más de cien litros por metro cuadrado en solo un día. En Rentería el agua acabó adentrándose en locales y hoy siguen tratando de darle salida mientras hacen recuento de los productos que han quedado inservibles. Hernani también recupera la normalidad en pasos subterráneos que quedaron anegados y que hoy vuelven a ser transitables o el campo de rugby de la localidad que, tras quedar convertido en estanque para patos, hoy vuelve a ser terreno de juego. La alerta por lluvias ha sido desconvocada.