Liberadas dos mujeres esclavizadas y obligadas a robar ropa que luego se enviaba a Rumanía

Su objetivo era la ropa de  una conocida marca. Para robarla utilizaban a chicas que captaban en Venezuela a través de una red social. Jóvenes sin recursos a las que enamoraban y prometían una vida llena de comodidades. Cuando llegaban a España descubrían el engaño. Eran recluidas en pisos y obligadas a robar ropa para saldar la deuda que habían contraído con la organización. Las víctimas recibían instrucciones muy claras sobre cómo debían cometer sus hurtos y controlaban hasta la ropa que vestían para no llamar la atención. Las prendas robadas eran enviadas a Rumanía donde las volvían a etiquetar y las vendían en un gran almacén. En los registros la policía ha encontrado cientos de alarmas y prendas de ropa valoradas en más de 30.000 euros. Hay cinco detenidos, cuatro rumanos y un venezolano, y dos mujeres, esclavas de la organización, han sido liberadas.-Redacción-