Un juzgado prohíbe el homenaje hoy en Vitoria al etarra fallecido Oier Gómez

Oier Gómez./EL CORREO
Oier Gómez. / EL CORREO

El Ayuntamiento de la capital alavesa, propietario del frontón en el que se iba a celebrar el acto, hizo efectiva ayer la suspensión cautelar

LORENA GIL

El Juzgado Provincial de Álava, a instancias de la Abogacía del Estado, ha prohibido el homenaje que estaba previsto hoy mismo en Vitoria en recuerdo del etarra recientemente fallecido Oier Gómez. El acto se iba a celebrar en el frontón Auzolana, ubicado en el Casco Viejo de la capital alavesa y que se da la circunstancia de que es propiedad del Ayuntamiento. Según pudo saber ayer este periódico, el juzgado se puso en contacto con el Consistorio para requerirle que ejecute la suspensión cautelar de la convocatoria. Agentes de la Policía Local notificaron ayer mismo la prohibición en el propio frontón.

El ex preso de ETA Oier Gómez murió el pasado 26 de enero a los 35 años en el hospital de Bayona debido a un cáncer terminal por el que fue excarcelado en 2017. El miembro de la organización terrorista fue condenado a una pena de quince años de cárcel por herir de bala a un gendarme para escapar de un control policial en 2011. Seis años después, el Tribunal de Aplicación de Penas de París aceptó su puesta en libertad debido al linfoma que padecía y permitió que fuera trasladado al centro hospitalario de la capital labortana, donde falleció. En un comunicado, Sortu exigió que «se aplique la prisión atenuada a los presos con enfermedades graves e incurables». Un día después de la muerte de Oier Gómez, sedes de PNV, PSE y PP amanecieron cubiertas de pintadas a favor de los reclusos de la banda terrorista.

La suspensión cautelar del homenaje apunta a la vía administrativa -no así la penal- como la opción más factible para frenar este tipo de convocatorias, que resultan «humillantes» para las víctimas de ETA».

«Neutralidad política»

El auto judicial, fechado este mismo viernes, comparte los argumentos que esgrime la Abogacía del Estado. Así, establece que un ayuntamiento, en este caso el de Vitoria, «no puede actuar como portavoz, instrumento o cauce de expresión de las reivindicaciones por legítimas que sean de individuos, colectividades o grupos singularizados por una determinada ideología u opción política» pues, añade, «en ese contexto se produce en menoscabo del interés general». «Compromete la propia neutralidad política de la entidad local y por lo tanto, su objetivo al servicio del interés de todos los vecinos», se recoge en la sentencia.

En protesta por el revés judicial, está previsto que familiares y amigos de Oier Gómez ofrezcan este mediodía una «rueda de prensa» en la Plaza Nueva de Vitoria.

 

Fotos

Vídeos