Iturgaiz critica a Casado tras quedar relegado en la lista: «A los del PP vasco nos ha invitado a irnos»

Carlos Iturgaiz junto a Pablo Casado. /Efe
Carlos Iturgaiz junto a Pablo Casado. / Efe

Colocado por la dirección nacional en el puesto 17, no tiene opciones de ser reelegido, lo que pondrá fin a 15 años de carrera en el Parlamento europeo

Koldo Domínguez
KOLDO DOMÍNGUEZ

Carlos Iturgaiz amaneció este lunes en San Salvador. Como jefe de la misión de observadores de la Unión Europea, presentaba el informe final sobre las elecciones presidenciales celebradas en El Salvador el pasado mes de febrero. Y allí recibió la confirmación de una noticia que le habían adelantado hacía escasos días: repite en la candidatura del PP en los comicios del 26 de mayo. En concreto, ocupará el puesto 17 de 20.

Es la misma posición en la que se presentó hace cinco años. Pero en este caso, lejos de suponerle una alegría, lo interpretó como la certificación del fin de su etapa política en Bruselas, que arrancó en 2004. «En las actuales circunstancias, situarme en el puesto 17 es como no contar conmigo», asegura Iturgaiz en conservación telefónica con este periódico. «Me siento triste y decepcionado. Casado no ha valorado todo el trabajo y dedicación que he hecho todos estos años, en nombre del PP vasco y en defensa de la unidad de España y las víctimas», añadió.

La crisis interna vivida en los últimos meses, así como la fragmentación del voto de la derecha entre los propios populares, Ciudadanos y Vox complican ahora las expectativas del PP, cuyos dirigentes asumen la imposibilidad de repetir los resultados de hace cinco años. Las últimas proyecciones basadas en encuestas publicadas apuntan a que se moverán en la horquilla de 9 representantes en el peor de los casos y 14, en el mejor.

Iturgaiz presidió entre 1996 y 2004 el PP vasco, una etapa de plena ofensiva de ETA en la que sufrió tres intentos de atentado y se significó en la lucha contra el terrorismo y en el apoyo a las víctimas. Sorprende que su 'marcha' de Bruselas llegue justo en el momento en el que el PP nacional ha apostado por reforzar sus planchas electorales con damnificados por la banda.

Aunque el sexto lugar de la lista popular lo ocupa Javier Zarzalejos, político bilbaíno de la máxima confianza de José María Aznar, en el seno del PP vasco cundió este lunes la sensación de que Pablo Casado les ha «dejado de lado» en la confección de las listas. La decisión de Génova causó un más que evidente malestar, aunque ningún portavoz oficial del equipo de Alfonso Alonso quiso valorarla. Sí lo hizo la presidenta del PP de Bizkaia, Raquel González -que apoyó a Casado en las primarias-, quien destacó que Iturgaiz «repita puesto» y mostró su «confianza y optimismo» en que pueda lograr su escaño.

Buena parte de los dirigentes vascos, en cambio, confesaron en privado su decepción por el movimiento de Casado. «En su día aseguró que iba a confeccionar listas de integración y en las que todo el mundo se sintiera cómodo. Pero la realidad es que nos ha invitado a irnos (de Bruselas)», confesó el propio Iturgaiz, que es miembros del comité ejecutivo nacional.

La clave

Reacción:
«Me sientro triste y decepcionado. Casado no ha valorado mi trabajo y el del PP vasco»

Sin representación

Al aún eurodiputado le ha dolido especialmente que Casado haya confeccionado una plancha con la vista puesta en Cataluña y en la lucha contra el independentismo, pero haya optado por dejar fuera al PP vasco. «¿Quién mejor que nosotros sabe lo que es combatir el soberanismo? ¿Quién ha trabajo más que nosotros, jugándonos la vida, por defender el orden constitucional?», se preguntaba este lunes. Para Iturgaiz, la presencia de los populares vascos en las instituciones europeas era «más necesaria que nunca», puesto que es «casi seguro que Bildu y PNV» logren escaños el 26-M. «Van a ser los monaguillos de Puigdemont», advirtió.

La decisión de Casado sobre las europeas constata una vez más el 'clima' existente entre la dirección nacional y el PP vasco. Tras apoyar masivamente a Soraya Sáenz de Santamaría en las primarias -incluido el propio Iturgaiz-, la sintonía entre los nuevos dirigentes de Génova y el 'aparato' vasco es, cuando menos, mejorable. El último ejemplo llegó con la designación de los cabezas de lista de cada territorio para el Congreso. Salvo en el caso alavés, donde no hubo discusión sobre Javier Maroto, en Bizkaia y Álava la dirección nacional impuso su criterio por encima del de Alfonso Alonso y el de los dirigentes provinciales.

Con la publicación este lunes de la lista europea, tras el 26 de mayo el PP vasco se quedará sin representación en Bruselas por vez primera en décadas. Su primer representante fue Julen Guimón en 1986 y desde entonces por las instituciones europeas han pasado, entre otros, Marcelino Oreja, Javier Areitio, Jaime Valdivielso y Jaime Mayor Oreja. Iturgaiz ya ocupó el puesto 17 en los comicios de hace 5 años. En aquella ocasión el PP logró 16 representantes. Sin embargo, pocas semanas después el expresidente de los populares vascos consiguió su acta al ser designado el cabeza de lista, Miguel Arias Cañete, comisario de Energía y Clima de la UE. El exministro se vio obligado a renunciar a la Eurocámara y ceder así su lugar a Iturgaiz.