Interior crea la primera guía para atender a las víctimas del terrorismo

Javier Caballero pide el reconocimiento para las víctimas de ETA/efe
Javier Caballero pide el reconocimiento para las víctimas de ETA / efe

Lorena Gil
LORENA GIL

El Ministerio del Interior, en colaboración con el Consejo General de Psicología, ha elaborado la primera guía para proporcionar «una atención de calidad» a las víctimas del terrorismo. Esta herramienta servirá para orientar y apoyar a todos los profesionales que intervienen tras un atentado, tanto en la toma de contacto más inmediata como en los momentos posteriores. Desde Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y bomberos, hasta trabajadores sociales y funcionarios tendrán acceso a la misma con el objetivo de que conozcan cuáles son las pautas de actuación. Está previsto que el Gobierno haga llegar este manual a todos los ejecutivos autonómicos y a los colectivos que trabajan en la asistencia a estos damnificados.

La creación de una guía de estas características fue una de las cuestiones que se abordaron ayer en el seminario internacional 'Asistencia integral a las víctimas del terrorismo en el siglo XXI' que se celebró a puerta cerrada en Madrid, y al que asistieron expertos de una veintena de países, así como miembros de la Comisión Europea y de Naciones Unidas. La jornada contó asimismo con representantes de diferentes comunidades autónomas; entre ellas, Euskadi.

No fue la única materia a debate. La subsecretaria de Interior, Isabel Goicoechea, fue la encargada de inaugurar el seminario y también de defender la aprobación de un estatuto jurídico internacional para las víctimas del terrorismo similar al que ya existe en España y que las «singularice respecto a las demás formas de violencia». El objetivo de esta directriz sería regular un conjunto de derechos y obligaciones para todos los Estados europeos a la hora de atender a este colectivo y garantizar su reconocimiento y atención integral.

Tanto Goicoechea como la responsable de la Dirección de Apoyo a las Víctimas del Ejecutivo central, Sonia Ramos, hicieron hincapié en la necesidad de apostar por una «coordinación real» entre gobiernos europeos, en un momento en el que es frecuente que en un mismo acto terrorista se produzcan damnificados de diferentes países. Desde el Gobierno reclamaron la creación de una red formal en la que los diferentes países identifiquen cuáles son las autoridades que van a actuar como punto de contacto y preparen la información sobre derechos y compensaciones que en sus respectivos Estados se reconocen, así como la manera de solicitarlos. «Ahora actuamos con la buena voluntad», recalcaron desde el Ministerio del Interior, «pero hace falta una coordinación más eficaz».