'Ata' ingresa en Soto del Real tras ser entregado por Francia

'Ata' ya fue entregado de forma temporal a España en marzo de 2016./Efe
'Ata' ya fue entregado de forma temporal a España en marzo de 2016. / Efe

El último jefe de los comandos de ETA será juzgado por alquilar una furgoneta con la que la banda intentó introducir explosivos en Portugal

R. C.Madrid

El exdirigente etarra Mikel Kabikoitz Carrera Sarobe, 'Ata', ingresó este viernes en la cárcel madrileña de Soto del Real tras ser entregado por Francia para ser juzgado por la Audiencia Nacional. Las autoridades galas le dejaron en la frontera de Biriatou-Irún y desde allí fue trasladado a la comisaría de la Policía Nacional de la localidad guipuzcoana para completar los trámites pertinentes. Después, fue conducido a Madrid y en torno a las 18.30 ingresó en la cárcel de Soto del Real.

'Ata', que cumple condena en Francia, ha sido entregado de forma temporal para ser juzgado a mediados de septiembre por alquilar la furgoneta con la que dos etarras -ya condenados por estos hechos- intentaron introducir, en enero de 2010 en Portugal, explosivos, armas y documentos falsos desde Francia.

Carrera Sarobe, el último jefe de comandos de la banda terrorista, está condenado a dos cadenas perpetuas dictadas en Francia por el asesinato en 2010 del gendarme galo Jean Serge Nerin, que fue la última víctima mortal de la organización, y de los guardias civiles Raúl Centeno y Fernando Trapero en Capbreton en 2007. Debe cumplir allí al menos 22 años de cárcel.

Sin embargo, tiene causas pendientes en España, que ya en ocasiones anteriores le ha reclamado y recibido para enjuiciarle. Ahora, las autoridades galas han firmado un permiso con duración de un mes durante el que se señalará el juicio por la organización del atentado con furgoneta de explosivos interceptada en el año 2010 en Zamora cuando viajaba con destino a Portugal.

El conductor, Garikoitz García Arrieta, se dio a la fuga utilizando el vehículo de los agentes, pero fue después detenido en Portugal y condenado a 37 años de cárcel. También cayó Iratxe Yáñez Ortiz de Barrón, condenada a 22 años, y que conducía un coche lanzadera en el trayecto.

'Ata' no llegó a ser juzgado por aquella 'misión' en la que el auto de procesamiento le sitúa como responsable. El pasado mes de octubre, cuando el procedimiento entró en su recta final a punto de abrirse juicio, su defensa alegó en la Audiencia Nacional una serie de defectos de forma para eludir la pena de 10 años de prisión que pide la Fiscalía.