El incendio de Valencia continúa avanzando poniendo en peligro a varias localidades como Gandía

La noche ha sido lo más parecida al más crudo infierno. Esperaban que la previsión de tormenta ayudara en la zona, sin embargo la ausencia finalmente de lluvia y el fuerte viento han conseguido que el incendio esté ganando la batalla. Por tierra 600 efectivos se juegan la vida ayudados por 25 hidroaviones para llegar a los lugares más difíciles. El fuego ha arrasado 2900 hectáreas y 20 viviendas han quedado calcinadas. A su paso deja rescoldos y un escenario absolutamente devastador. Las condiciones meteorológicas para las próximas horas no van a ayudar mucho. Las llamas siguen avanzando.