'Los idiomas no salvan vidas'

Para ellos la salud no entiende de lenguas ni de fronteras y para dejarlo claro 1.500 personas,  profesionales sanitarios y ciudadanos, han recorrido las calles de Mallorca. No quieren que se les exiga hablar catalán para tratar con los pacientes...Una movilización organizada por la plataforma cívica Mos Movem, que prontó presentará la Sociedad Civil Balear, y que, aunque no quiere atentar contra los usos y costumbres de la isla, es contraria a lo que considera una 'catalanización' de la sociedad por parte del Gobierno balear. "No queremos imposiciones lingüísticas ni en sanidad ni en ningún ámbito", afirma la empresaria Úrsula Mascaró, impulsora de 'Mos Movem'. Una iniciativa que también apoyan el PP y Ciudadanos.Los manifestantes asegura que de las 7.000 quejas de pacientes que hubo el año pasado en materia sanitaria, sólo cinco fueron porque querían ser atendidos en catalán.