Los gobiernos central y vasco llegan a un «principio de acuerdo» para cerrar tres transferencias

Tráfico en la AP-1 a la altura de Arminón./José Andrade
Tráfico en la AP-1 a la altura de Arminón. / José Andrade

Se trata del tramo alavés de la AP-1 y dos líneas de ferrocarril de mercancías en Bizkaia

DAVID GUADILLA

La reunión que delegaciones técnicas de los gobiernos central y vasco han mantenido en Madrid para cerrar un primer paquete de transferencias ha culminado con un «principio de acuerdo». Las dos administraciones han acordado la «próxima transferencia» a Euskadi del tramo de la A-1 entre Armiñón y Burgos –unos 5 kilómetros–, así como dos líneas de tren: Alonsotegi-Barakaldo y Bilbao-Basauri. Aunque el montante económico es limitado, el pacto tiene un importante valor simbólico al ser el primer acuerdo de este tipo que se alcanza tras varios años de sequía y con Pedro Sánchez en La Moncloa. Para oficializarlo falta que se convoque la comisión mixta de transferencias.

La 'fumata blanca' lograda este martes cierra una negociación que no acababa de fructificar. Aunque desde ambas partes se recalcaba que el consenso estaba a punto de lograrse, éste no llegaba. Un retraso que empezaba a generar cierto nerviosismo en el Gobierno vasco, que consideraba importante poner punto final a la incertidumbre y que Madrid realizase un gesto político.

A la cumbre han asistido por parte del Gobierno vasco, los viceconsejeros de Régimen Jurídico, Sabino Torre; e Infraestructuras y Transportes, Antonio Aiz; además de la Viceconsejera de Hacienda, Itziar Agirre. Por parte de la Administración central han acudido las directoras de Desarrollo Estatutario, Begoña Pérez de Eulate; y de Planificación del Transporte Janire Bijueska; así como el director general de Euskotren, Imanol Leza.

Este «principio de acuerdo» permite el desbloqueo de la negociación entre ambos gobiernos. A partir de ahora, los equipos técnicos redactarán los documentos con los detalles del acuerdo para que pueda cerrarse de manera definitiva. En este sentido, el portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, ha afirmado que «si se refleja por escrito el principio de acuerdo alcanzado, como esperamos, sería positivo y muy relevante porque, tras siete años, supondría un paso en el camino hacia el cumplimiento íntegro del Estatuto de Gernika». Asimismo, ha recalcado que «a este principio de acuerdo le sigan otros similares que nos lleven al horizonte de culminación de las 37 transferencias pendientes». Erkoreka también ha pedido que se aproveche este «clima de entendimiento».

Noticias relacionadas

 

Fotos

Vídeos